El presidente de ATA, Lorenzo Amor. ATA reactiva su organización en Cataluña. /EFE/Rafa Alcaide

CEOE empieza la guerra para representar a los autónomos catalanes

stop

La federación española de autónomos ATA, liderada por Lorenzo Amor, reactiva su organización catalana para competir con Pimec

Barcelona, 20 de mayo de 2019 (12:43 CET)

La CEOE tendrá su propia organización de trabajadores autónomos en Cataluña. La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), adherida a la gran patronal española que lidera Antonio Garamendi, reactivará la delegación que tuvo en Cataluña.

ATA cerró esta delegación en 2013 a raíz de la alianza que selló con la catalana autónomos Pimec, que en ese momento aportó un tercio del cerca de medio millón de afiliados de la federación española. Cuando ATA se adhirió a la CEOE a principios de año, Autónomos Pimec no compartió esta decisión.

El divorcio entre ATA y Pimec se ha consumado. En un comunicado, ATA anuncia este lunes que reactivan la organización de autónomos que tenían en Cataluña. Se llamará ATA Cataluña.

En estos momentos, ATA no contaba con ninguna organización afín en Cataluña. Su delegación catalana entró en bloque en Pimec cuando se formalizó la integración en 2013.

A partir de este mayo, tanto ATA como Foment del Treball, la patronal que preside Josep Sánchez Llibre –vicepresidente de la CEOE– colaborarán en la reactivación de la antigua delegación catalana. Uno de sus feudos estaba en la ciudad de Lleida.

La pugna por los autónomos puede generar tensiones entre las patronales de Sánchez Llibre y de Josep González. Hace unos meses firmaron un acuerdo por el que se repartieron a partes iguales la representatividad patronal en las mesas institucionales.

Pimec pide el recuento

El motivo que provocó el divorcio fue la entrada de ATA en la CEOE. El presidente de la federación, Lorenzo Amor, consiguió el apoyo mayoritario del resto de organizaciones territoriales. Solo se opusieron los catalanes de Pimec.

Desde Pimec se argumenta que no tiene sentido que los autónomos y pymes se coloquen bajo el paraguas de la patronal que defiende los intereses de las grandes corporaciones.

Pimec ha aprovechado su salida de ATA para proponer un recuento de la representación de los autónomos en Cataluña y España. Ya han pedido a la consejería de Trabajo de la Generalitat que ponga en marcha un consejo de autónomos.

Pimec se lleva a los 144.000 autónomos, un tercio de los afiliados de ATA. Por este motivo, plantean un nuevo recuento para asignar la representación de este colectivo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad