CEOE se replantea la continuidad de su división internacional    

stop

La patronal registra casi medio millón de euros en pérdidas con su compañía destinada a asesoría en negocios internacionales

El embajador turco visita la CEOE para invitar a los empresarios españoles a invertir en su país

Madrid, 03 de diciembre de 2014 (19:01 CET)

La división comercial internacional de la CEOE pasa por momentos más complicados de lo esperado. CEOE Internacional, una sociedad anónima creada en diciembre de 2012 para asesorar a empresas extranjeras que se asientan en España y a empresas españolas que deciden expandir sus negocios al exterior, atraviesa un proceso de reestructuración.

En el primer año de operaciones, la sociedad tuvo importantes dificultades para desplegar y rentabilizar los servicios que ofrece a las empresas y cerró 2013 con pérdidas cercanas al medio millón de euros, según han explicado fuentes de la patronal. Por ello, la cúpula de la CEOE acomete una profunda reestructuración.

La empresa se ha visto obligada a reducir en 500.000 euros el capital aportado para la fundación de la sociedad y transformó la figura jurídica de sociedad anónima a sociedad limitada, una modalidad que sólo requiere la aportación de 3.000 euros de capital social (la sociedad anónima exige al menos 60.000 euros de capital).

Reducción de gastos

La patronal asegura que las pérdidas registradas ya estaban previstas en el plan de negocio original, sin embargo, la realidad ha hecho que la asociación empresarial se percate de las complicaciones que enfrentará las líneas de negocio de CEOE Internacional en el futuro.

Después de la transformación de la empresa en sociedad limitada, CEOE Internacional ha reducido al máximo los gastos operativos. Una de las medidas ejecutadas ha sido traspasar sólo las asesorías, que se realizarán en gran parte con personal externo.

La decisión final

La patronal deberá ahora evaluar si suprime por completo a CEOE Internacional, que apenas ha podido lograr unos 30 socios y que cuenta con pocas perspectivas de lograr la rentabilidad en el corto plazo. La patronal aclara que la posible liquidación de la filial de ninguna manera implicará la supresión de las actividades internacionales, llevadas a cabo desde Relaciones Institucionales. "Es un área vital y la seguiremos desarrollando dentro de la CEOE", explican desde la patronal.

La decisión final deberá ser tomada por la junta que se constituya después de las elecciones del 17 de diciembre en las que se presentará el actual presidente Juan Rosell y Antonio Garamendi.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad