Cien millones al año por alquileres

stop

Pontegadea, que cambia de auditor y nombra a Deloitte, se convierte en la inmobiliaria más rentable y sin apenas deuda bancaria

A Coruña, 26 de enero de 2015 (22:04 CET)

Amancio Ortega se ha convertido en el gran patrón del sector inmobiliario de este país. Reina en la moda rápida y ahora lo hace también en el ladrillo. Pero todo a su manera. Las recientes compras de este año (el edificio de Gran Vía, 32, en Madrid, y la sede Río Tinto, en Londres) dan un nuevo impulso a Pontegadea, que en su hatillo también tiene desde el año pasado un histórico edificio de oficinas en Londres, Devonshire House, ubicado en el distrito de Myfair.

Pontegadea Inmobiliaria ha hecho también de Ortega el gran casero de este país: sólo en arrendamientos ingresa prácticamente 100 millones al año.

El control de los números

Pontegadea acaba de cambiar de auditor, haciéndose con las riendas Deloitte, cuando tradicionalmente era KMPG, aunque este movimiento responde en cierta medida a una calculada rotación impulsada por el propio grupo del fundador de Inditex. Deloitte será la encargada ahora de velar por la validez de unas cuentas que son la envidia del sector inmobiliario. Y no sólo en cuanto a beneficios, generados sin apenas apalancamiento.

Sólo en arrendamientos, el grupo ingresó 98,5 millones de euros en 2013, último ejercicio con las cuentas presentadas en el Registro Mercantil, de un total de ingresos derivados de sus inversiones inmobiliarias de 111,3 millones. Un año antes, por este concepto, habían sido 105,9 millones.

La perla de los alquileres

Los ingresos por alquileres del grupo de Ortega, que a buen seguro se disparan con las últimas adquisiciones de inmuebles, se han mantenido estables, aunque en constante alza, durante los dos últimos años. Así, frente a esos 98,5 millones ingresados por arrendamientos en 2013, un año antes ese epígrafe había registrado 94,2 millones de euros. Fruto de la expansión inmobiliaria, en los primeros años en España y desde hace algún tiempo también en el extranjero, el grueso de los alquileres para el casero Ortega se generan en suelo patrio: 75,7 millones de euros en 2013, frente a unos ingresos por este concepto de 22,7 millones obtenidos en el extranjero.

La solidez del grupo, y su rumbo constante, permiten hacer una proyección de lo que ingresará Ortega por la gestión de sus alquileres, que según los cálculos del sector se reparten por 152 inmuebles de cinco países.

Ingresos garantizados

Así, las cuentas de Pontegadea Inmobiliaria reflejan que los cobros futuros mínimos por arrendamientos operativos no cancelables, al 31 de diciembre de 2013, se elevaban a 382,5 millones en un plazo de entre uno y cinco años. A ello hay que sumar otros 189,2 millones para un plazo superior a ese período, con lo que la suma de ingresos previstos por alquileres se dispara hasta los 571,7 millones.

Las inversiones inmobiliarias de Pontegadea y sus filiales en el extranjero se componen mayoritariamente de edificios no residenciales y ocupan una superficie total de 368.724 metros cuadrados. El grupo arrancó 2014 con un volumen total de activos en el balance de 4.519 millones de euros, con una mejora en el patrimonio neto y una reducción del endeudamiento bancario.

En este sentido, la memoria de Pontegadea Inmobiliaria apunta un crecimiento del patrimonio de 739,4 millones y una deuda total con entidades de crédito que descendió en 73,8 millones, hasta situarse en 325 millones. El resultado después de impuestos ascendió a 93,3 millones, frente a los 70,5 millones de 2012.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad