Coca-Cola entra en el negocio de las bebidas en cápsulas

stop

La multinacional compra el 10% de una empresa dedicada a comercializar el café en dosis

Una planta de producción de Coca-Cola I EFE

06 de febrero de 2014 (12:14 CET)

Coca-Cola quiere volver a revolucionar el sector de los refrescos. Ha adquirido el 10% de Green Mountain Coffe Roasters, empresa especializada en café en cápsula, por 920 millones de euros. El objetivo es adaptar el exitoso modelo y conseguir que en 2015 los consumidores se preparen su propia bebida en casa, informa Financial Times.

El acuerdo estratégico suscrito entre ambas compañías para los próximos diez años sostiene que GMCR se convertirá en socio exclusivo de The Coca-Cola Company para la producción y venta de una serie de productos de la multinacional. Además de beneficiarse el refresco más conocido a nivel mundial, las marcas Fanta y Sprite podría comercializarse en cápsulas.

Sodastream, su competidor

Con esta nueva y revolucionaria fórmula, Coca-Cola da un paso más en su evolucionado packaging. Pasaron de las botellas de cristal a las de plástico, las latas y, ahora, las cápsulas.

Por el momento, su principal competidor es la empresa israelí Sodastream, que en los últimas días ha centrado todas las miradas por su última campaña publicitaria protagonizada por Scarlett Johansson. La compañía, que permite fabricar en casa refrescos con gas, se hundió en la bolsa de Nueva York poco después de que saltara la polémica.

La indignación de consumidores y organizaciones como Oxfam radica en que Sodastream opera desde un asentamiento judío en Palestina.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad