Esta es la presentación oficial de la nueva Coca-Cola Naranja Vainilla.
stop

Coca-Cola estrena el sabor a naranja y vainilla en un intento por recuperar adeptos ante la caída en las ventas

Barcelona, 09 de febrero de 2019 (11:36 CET)

La pluralidad de sabores de la marca Coca-Cola ha sido una apuesta fallida en muchas ocasiones, pero la multinacional estadounidense está dispuesta a arriesgarse de nuevo. Por primera vez en más de una década, la compañía lanzará una nueva variedad de su bebida clásica, con sabor a naranja y vainilla.

La Coca-Cola Naranja Vainilla llegará a las estanterías de los supermercados estadounidenses el 25 de febrero, y de su rendimiento en ese país dependerá su aparición en otros mercados. La nueva bebida carbonatada es la apuesta de la empresa para recuperar adeptos y, si es posible, formar nuevos fieles a la marca ante la caída en las ventas.

La directora de marca, Kate Carpenter, dijo a CNN que el nuevo sabor es una forma de alentar a los clientes que buscan más variedad a seguir con Coca-Cola en lugar de pasarse a otra marca. La gaseosa también se venderá en la versión de bebidas con "zero azúcares", un segmento en el que la empresa sí ha lanzado nuevos sabores estos años.

Pruebas exitosas de Coca-Cola Naranja Vainilla

Coca-Cola se decidió a buscar un nuevo sabor durante el último año, lapso que aprovechó para explorar ideas en el mercado internacional de la compañía. Además de la gaseosa de naranja y vainilla, otras alternativas fueron bebidas con sabor a frambuesa, limón y jengibre, que funcionan bien para la compañía en Asia.

No obstante, tras vender por tiempo limitado la Coca-Cola Naranja Vainilla en Canadá, el pasado verano, la empresa puso atención a este sabor y lo puso a prueba también en el mercado estadounidense, donde fue bien recibido y, además, dio señales de poder ayudar al crecimiento de la compañía.

Los consumidores que probaron la nueva gaseosa en EEUU dijeron que seguro lo comprarían junto a una Coca-Cola clásica, y no como reemplazo, lo que es una doble ganancia para la marca. Su sabor es "único y diferente en la categoría de cola con sabor", además de "inesperado" aunque también "familiar", expresaron los clientes.

La última vez que Coca-Cola lanzó un nuevo sabor de su bebida clásica fue en 2007, cuando recuperó la Coca-Cola Vainilla que había dejado de vender años atrás.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad