Coca-Cola reparte su dividendo entre 60 millones de ganancias y 90 de reservas

stop

2014, PRIMER EJERCICIO COMPLETO TRAS AJUSTE

Trabajadores de Coca-Cola ante el Tribunal Supremo.

desde Madrid, 23 de junio de 2015 (09:43 CET)

Después de un ejercicio, 2013 –el primero tras su reestructuración– sin distribución de dividendo para fortalecer el balance y apoyar financieramente el ajuste del grupo, Coca-Cola Iberian Partners, la sociedad embotelladora de la multinacional presidida por Sol Daurella, ha acordado repartir un dividendo de 0,1 euros por acción.

Serán un total de 150 millones sobre los 177 millones de beneficios obtenidos en 2014. Solo 60 millones serán derivados de estas ganancias. Los restantes 90 millones procederán de las reservas propias de la empresa.

Un análisis de los datos del pasado ejercicio sirve para comprobar cómo la integración de las ocho embotelladoras (siete en España y una en Portugal), llevada a cabo en febrero de 2013, apenas se ha dejado sentir sobre el volumen de negocio, que permanece estable por encima de los 3.000 millones de euros, con una ligera caída del 0,2%.

Costes de la reestructuración

Ingresos que se han visto mermados con gastos extraordinarios, como los 208 millones que hubo que aportar, entre 2013 y 2014, para hacer frente a la reestructuración. En estos costes se incluye el desembolso por el despido colectivo de 1.190 empleados que el Tribunal Supremo declaro nulo el pasado abril, por lo que de retomar esta senda, los costes de la reestructuración podrían ser mayores en el futuro. La mayor parte de estos costes de reestructuración corresponden a 2013, más de 136 millones. El resto, unos 76, forman parte de los gastos de 2014.

De los empleados despedidos, sólo 278 rechazaron acogerse a alguna de las medidas estipuladas por la empresa, como recolocaciones, prejubilaciones y bajas incentivadas. Para reincorporar a los empleados de Madrid, la embotelladora ha decidido reabrir su complejo industrial de Fuenlabrada, aunque no como una planta de embotellado, sino como un centro logístico que dará apoyo a todo el grupo.

No obstante, la compañía no ha podido iniciar todavía las obras de remodelación de la antigua fábrica, ya que un grupo de trabajadores impiden a la empresa la entrada en las instalaciones, por lo que se ha solicitado la mediación de la Inspección de Trabajo
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad