El Supremo declara nulo el ERE de Coca-Cola

stop

ABONO SALARIOS DE TRAMITACIÓN

Trabajadores de la embotelladora de Coca-Cola protestan a las puertas de la planta de Fuenlabrada

en Madrid, 15 de abril de 2015 (13:07 CET)

El Pleno de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo ha decidido confirmar la nulidad del despido colectivo del grupo Coca Cola por vulneración del derecho de huelga. 

La Sala entiende que, durante la huelga convocada en contra del despido por el cierre del centro de Fuenlabrada, la empresa sustituyó la producción dejada de realizar por la de otras embotelladoras del grupo, perjudicando así el adecuado desarrollo del período de consultas.

Además, la sentencia, de modo complementario, resuelve dos extremos de carácter procesal. Uno, que en los despidos colectivos declarados nulos la condena a readmisión debe llevar unida la condena al abono de salarios de tramitación. Y, otro, que la sentencia de despido colectivo es directamente ejecutiva, como consecuencia de la modificación legal de 2013.

Medios ilícitos

El asunto viene de junio del pasado año cuando la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional anuló el expediente de regulación de empleo, sosteniendo  que la fusión de las embotelladoras no se hizo adecuadamente y que la empresa no había proporcionado a los trabajadores toda la información necesaria ni requerida durante el proceso de negociación.

Aquella sentencia, la que ahora ratifica el Supremo, acusaba a Coca-Cola de usar el esquirolaje, al emplear medios ilícitos para reducir el impacto del paro. Una conducta que supuso un motivo de nulidad del ERE, ya que se trató de una maniobra para truncar una huelga, "un instrumento lícito" de los trabajadores a la hora de negociar un despido colectivo.

Respuesta de Coca-Cola
La respuesta de la multinacional no se ha hecho esperar, señalando que "cuando reciba oficialmente la sentencia, estudiará en detalle la forma de ejecutarla sin alterar el proyecto de futuro de la compañía que es ya una realidad".

La compañía también recuerda que todos los empleados afectados que solicitaron la readmisión han seguido dados de alta en la Seguridad Social y están recibiendo sus salarios.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad