Agentes de la Guardia Civil acceden a las oficinas de Unipost en l'Hospitalet de Llobregat en busca de material del 1-O en septiembre. EFE

Continúa la agonía: Unipost cierra 13 centros

stop

Unipost, la empresa postal de la familia Raventós, comienza la tercera fase del ERE que acabará con el cierre a finales de abril

Carles Huguet

Economía Digital

Agentes de la Guardia Civil acceden a las oficinas de Unipost en l'Hospitalet de Llobregat en busca de material del 1-O en septiembre. EFE

Barcelona, 08 de marzo de 2018 (16:34 CET)

Con la fecha límite cada vez más cerca en el horizonte, el goteo de cierres en Unipost se acelera. La empresa de la familia Raventós, en concurso de acreedores desde julio, clausurará los próximos días hasta trece centros repartidos por España. En la tercera fase de un ERE que afectará a la totalidad de la plantilla, el número de despidos alcanzará las 244 personas.

Los centros de la empresa de servicios postales que bajarán la persiana serán los de El Vendrell, Caldes de Montbui, Figueres, Casetas (Zaragoza), Teruel, uno de los de Valencia, Santander, Vigo, La Coruña, Coslada (Madrid), Guadalajara, Jerez y Jaén.

En algunas de las ubicaciones, eso sí, se dejarán una o varias personas para poder ejecutar de forma ordenada el cierre. Así, el director de la oficina de La Coruña será la persona encargada de supervisar el fin de la actividad en Galicia, Asturias y Cantabria.

A pesar de que todavía no existe una fecha concreta para el cierre de estos inmueble, el administrador concursal, en manos de Jausas Legal, presentó los despidos el pasado miércoles 7 de marzo. De este modo, el juez debería aprobar las salidas esta misma semana.

El calendario del ERE

La compañía dirigida hasta hace pocos días por Pablo Raventós todavía tiene otras tres fases por delante para el fin de la actividad. Si a finales de febrero despidió al propio Pablo Raventós después de solicitarle en repetidas ocasiones una rebaja de sueldo, la cuarta fase del expediente de regulación se aplicará a finales de marzo y afectará a 500 trabajadores.

La quinta fase se ejecutará a mediados de abril para 550 personas y a finales de ese mismo mes se abrirá la sexta fase para los empleados que todavía resten. No obstante, no se descarta que en mayo permanezca algún otro trabajador necesario para tareas administrativas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad