La playa de las Vistas en la localidad turística de Los Cristianos (Tenerife) con sus hamacas recogidas en una inusual imagen. Foto: Efe/ Miguel Barreto/Archivo

El turismo cierra 160.000 establecimientos y pierde 11M de viajeros

stop

La crisis obliga al turismo a cerrar 160.000 establecimientos en abril y pierde 11,23 millones de viajeros, según el Instituto Nacional de Estadística

Lorena Martín

La playa de las Vistas en la localidad turística de Los Cristianos (Tenerife) con sus hamacas recogidas en una inusual imagen. Foto: Efe/ Miguel Barreto/Archivo

Barcelona, 29 de mayo de 2020 (12:35 CET)

El turismo, que representa alrededor de un 15% del PIB español y es uno de los pilares de la actividad económica, ha recibido uno de los peores golpes de la crisis del coronavirus. A raíz de la parálisis económica por el estado de alarma decretado, 160.600 establecimientos turísticos se han visto obligados a cerrar y abandonar como mínimo por un tiempo su actividad.

De hecho, la actividad en los hoteles y alojamientos extrahoteleros (apartamentos, cámpings, turismo rural y albergues) en el mes de abril fue nula por su cierre. Por ello, los datos recientemente publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre ocupación en establecimientos turísticos extrahoteleros y hoteleros se han saldado con ceros en todas las métricas.

Con esto, el número de establecimientos abiertos, las plazas ofertadas, las habitaciones disponibles, los viajeros recibidos y las pernoctaciones suman cero todo el territorio nacional.

En abril de 2019, hubo abiertos 160.637 establecimientos (15.200 de ellos hoteles) donde trabajaban 210.000 personas. También estaban activos 126.894 apartamentos turísticos, con 26.561 empleados; 831 cámpings, con 6.475; 17.453 casas rurales, con 26.330; y 259 albergues, con 1.933 personas a cargo. Este año, todo eso se ha paralizado.

La imagen que se forma es la más devastadora jamás vista en el turismo español, que ha perdido durante este tiempo más 11,23 millones de viajeros, según las últimas estadísticas recogidas por Efe.  

Sumando los datos de abril al resto de lo que va de año, los viajeros que eligieron apartamentos turísticos en los cuatro primeros meses del año cayeron un 50,6%; el de pernoctaciones lo hicieron en un 45,2%, y el personal empleado, un 37,6%.

En los cámpings, el número de viajeros disminuyó un 64,2% entre enero y abril respecto a ese mismo periodo de 2019, y el número de noches consumidas bajó un 48,9%. En los alojamientos de turismo rural, el número de viajeros ha acumulado un descenso anual del 56,3%, y las pernoctaciones, un 57,9%.

¿Qué se espera para mayo y junio?

Este mayo se prevé un escenario parecido porque la gran mayoría de los hoteles permanecen cerrados todavía. El sector prevé que junio tengan ya actividad, aunque en mínimos, porque el turismo internacional todavía estará vetado. Por ello, se confía en que comience el movimiento nacional dado que para final de ese mes toda España gozará de libertad de movimiento.

Algunos analistas creen que todavía se podrá salvar una parte de la campaña de verano —sobretodo con la reanudación de los vuelos anunciada para el 1 de julio—, aunque hay otros que ya dan el año por perdido.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Hemeroteca

Coronavirus
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad