Las personas andan en bicicleta en el área de Union Square en Nueva York, EE.UU. Foto: Efe/ Jason Szenes
stop

Según el ‘New York Times’, se han presentado más de 17 millones de nuevas solicitudes de desempleo en las últimas cuatro semanas en EEUU

Barcelona, 09 de abril de 2020 (19:49 CET)

Con más del 95% de los estadounidenses en confinamiento, el coronavirus no solo está afectando duramente a los EEUU por la propagación de los contagios —con más de 423.000 casos— sino también por el golpe a la economía. Un gran número de empresas están viendo paralizada su actividad y muchos trabajadores han perdido su empleo y tendrán que acogerse a las ayudas que proporcionará su gobierno.

De hecho, el país está viviendo la caída más fuerte y rápida en el mercado de trabajo de su historia. Desde que el presidente Donald Trump declaró la emergencia nacional, más de 17 millones de personas han solicitado el desempleo en el país americano. Solamente durante la semana pasada, fueron 6,6 millones de estadounidenses los que solicitaron los beneficios tras quedarse sin trabajo, tal como indicó el jueves el Departamento de Trabajo y ha recogido el New York Times este jueves.

La semana anterior hubo incluso más personas que solicitaron el desempleo. Concretamente se llegó a la cifra récord —durante la semana que finalizó el 28 de marzo— de 6,8 millones. Varios economistas esperan que, a finales de mes, más de 20 millones de personas hayan sido despedidas del trabajo, lo que llevaría la tasa de desempleo al 15%. En febrero, fue de 3,5%, como resultado de 113 meses consecutivos de crecimiento laboral.

Con una rapidez asombrosa, la pandemia ha cerrado tanto negocios antiguos como nuevos, dejando a los trabajadores veteranos y las nuevas contrataciones en casi todos los tipos de industria sin un cheque de pago. Y es que, el cierre de empresas en todo el país debido a la pandemia ha significado más pérdidas de empleos en solo estas tres semanas que lo provocado por la recesión más reciente de EEUU en 1948—que se alargó durante dos años—. Y muestran una imagen de un mercado laboral que se está desmoronando rápidamente a medida que las empresas cierran.

Las medidas económicas del gobierno estadounidense

Esta situación, además, pone más presión por las medidas paliativas a los legisladores en Washington, según los analistas. “Estas cifras sombrías sugieren otro informe récord de empleo en abril”, dijo Beth Ann Bovino, economista jefe de S&P Global Ratings en EEUU. “Estados Unidos está ahora en recesión y, a medida que ésta parece profundizarse, la pregunta es cuánto tiempo le llevará al país recuperarse”.

El pasado lunes, la Reserva Federal indicó que pondría 2.300 millones de dólares en la economía a través de programas nuevos y ampliados, aumentando los esfuerzos para ayudar a las empresas y los gobiernos estatales y locales que sufren financieramente por el coronavirus.

El estímulo incluye pagos directos en efectivo a los estadounidenses, seguro de desempleo ampliado y 350.000 millones para un programa de préstamos destinado a pequeñas empresas con el fin de que retengan a sus empleados. Algunos funcionarios de la Fed estiman positivamente que la pandemia no tendrá efectos tan duraderos como la crisis financiera de 2008.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad