Cuatrecasas acepta una pena de dos años de cárcel

stop

FIN DE SUS PENURIAS JUDICIALES

El abogado Emilio Cuatrecasas, en la salida de los juzgados de Barcelona

en Barcelona, 15 de abril de 2015 (15:37 CET)

Emilio Cuatrecasas ha puesto fin a su periplo judicial tras cuatro años. El prestigioso abogado ha llegado a un acuerdo con la Fiscalía y la Abogacía del Estado para lograr una rebaja en la pena que le permita evitar la prisión. El ex presidente del bufete Cuatrecasas-Gonçalves-Pereira dio un espaldarazo definitivo al acuerdo hace unas semanas cuando pagó a Hacienda 4 millones de euros, según adelantó Economía Digital.

El acuerdo supone para Cuatrecasas aceptar una pena de 2 años de cárcel y el pago de 1,5 millones de euros de multa. En el escrito de conformidad, el fiscal jefe de Delitos Económicos de Barcelona, Pedro Ariche, explica como el abogado utilizó una sociedad de su propiedad para "vehicular" el alquiler de esas propiedades, lo que le permitió defraudar al fisco.

Explicaciones del acuerdo 

El acusado desarrolló una sucesión de negocios simulados para defraudar a Hacienda entre 2006 y 2008. Incluyó como gastos ligados a su actividad profesional "las diferentes viviendas utilizadas por la familia, el barco de recreo, el mobiliario y vehículos automóviles", entre otros, señala el texto.

"Por más que la AEAT pudiera conocer los contratos y no se haya ocultado su existencia, la vehiculización de todas esas operaciones arrendaticias privaba a las mismas de un adecuado sentido económico, al carecer tales operaciones de la necesaria rentabilidad (objeto principal de toda sociedad mercantil), constituyendo así una apariencia jurídica cuya única finalidad resultaba la indebida disminución de la carga fiscal que correspondía al acusado", asegura el fiscal.

Cuatrecasas defraudó el IVA y el IRPF del 2006, 2007 y 2008; el impuesto de sociedades del 2006; y el impuesto sobre el patrimonio del 2006 , 2007 y 2008. El abogado pagó en fecha 24 de marzo 4,1 millones de euros para resarcir al Fisco. Con este movimiento, logra un atenuante de reparación de daño en condición de "muy cualificado". 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad