Cuatrecasas salda su deuda con Hacienda y encarrila el acuerdo judicial

stop

NEGOCIACIONES PARA EVITAR LA CÁRCEL

El abogado Emilio Cuatrecasas, en la salida de los juzgados de Barcelona

en Barcelona, 07 de abril de 2015 (23:32 CET)

El futuro del prestigioso abogado Emilio Cuatrecasas se empieza a clarificar. Las negociaciones abiertas con la Agencia Tributaria y la Fiscalía para evitar la cárcel por un fraude fiscal de 3,7 millones de euros avanzan a buen ritmo. Sobre todo, gracias a la voluntad del letrado de liquidar cuanto antes este asunto. Cuatrecasas ya ha abonado la cantidad defraudada, además de los intereses de demora, según fuentes cercanas a las negociaciones.

Las partes deberán ahora acabar de cerrar el acuerdo final. Por un lado, las negociaciones se deben centrar en la pena de prisión tras reconocer el delito. Se trata de una condena mínima, que no implica la entrada en la cárcel, pero necesaria para la Fiscalía y la Abogacía del Estado, que representa los intereses de Hacienda.

En este punto se tendrá en cuenta el atenuante de reparación de daños por haber abonado todo lo defraudado. Otro aspecto que se deberá analizar es la multa por el delito. El máximo que se pide es del 65% sobre la cantidad defraudada aunque es una cifra negociable.

Nueve delitos fiscales 

Cuatrecasas busca el acuerdo después de haberlo intentado casi todo para cerrar el caso. Con la instrucción ya acabada y a las puertas del juicio, quiere curarse en salud. Los nueve delitos fiscales que pesan contra él podrían acarrearle la entrada en prisión si la sentencia es contraria. La pena podría superar los 20 años.

Este prohombre de la sociedad civil catalana estuvo cerca de salir indemne del asunto. El juzgado de instrucción número 32 dio carpetazo al caso en noviembre de 2012 y, tras verse obligado a reabrirlo por la insistencia de la Fiscalía, decidió archivar ocho de los nueve delitos fiscales y cerrar la instrucción un año más tarde con una sola acusación. De nuevo, se recurrió a la Audiencia, que volvió a restablecer los nueve delitos.

El entramado

La querella original, presentada a finales de 2011 por el ministerio público señala que Cuatrecasas defraudó el IVA y el IRPF del 2006, 2007 y 2008; el impuesto de sociedades del 2006; y el impuesto sobre el patrimonio del 2006 y 2007.

El escrito indica que el conocido letrado --propietario de un despacho especializado en tributos-- creó "una sucesión de negocios simulados" para aparentar que su patrimonio se hallaba "afectado a una actividad económica". El imputado, según la acusación, incluyó como gastos de una actividad empresarial los generados por sus viviendas, barco de recreo, mobiliario, viajes y otros dispendios.

Repercusión

La querella contra Cuatrecasas coincidió con otras presentadas por la Fiscalía de Delitos Económicos de Barcelona contra destacados miembros de la sociedad catalana. Así, se encausó a la familia Carulla y Montserrat Caballé. Ambos casos han finalizado con un acuerdo de conformidad en el juzgado. No obstante, otras investigaciones, como la que pesa sobre el jugador del FC Barcelona, Leo Messi, sí han llegado a juicio tras fracasar las negociaciones. 

Cuatrecasas ha dado un paso atrás en su presencia pública. Abandonó a mediados del año pasado la presidencia de su despacho, el segundo más importante por facturación de España. Cedió el testigo a su, hasta por aquel entonces, consejero delegado Rafael Fontana y quedó únicamente vinculado a la empresa como socio.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad