David Hatchwell, la mano que mece Eurovegas

stop

PERFIL

Hatchwell, segundo por la izquierda, acompañó a Adelson en su visita a Alcorcón

16 de septiembre de 2012 (20:19 CET)

El magnate Sheldon Adelson, propietario de Las Vegas Sands e impulsor de Eurovegas, habló en varias ocasiones con su amigo el empresario judío Mauricio Hatchwell de que le gustaría llevar su negocio de los casinos a Europa. Hatchwell le habló muy bien de España, como localización perfecta. Finalmente, Adelson le hizo caso, y aunque su amigo no verá el nacimiento de Eurovegas (falleció en septiembre de 2011), el testigo del megacomplejo de juego y ocio lo ha tomado su hijo, David Hatchwell.

Adelson, hombre de negocio y amigo de sus amigos, confió plenamente en la figura de David Hatchwell para llevar a cabo Eurovegas. Este empresario de origen sefardí ha seguido los pasos de su padre y junto a su hermano llevan las riendas del imperio Hatchwell. En España posee Excem, un grupo privado de inversión, trading y consultoría especializado en cemento, tecnología e industria, cuya sede está en Madrid pero con negocios en las mayores plazas financieras.

David Hatchwell cuenta con un MBA en Negocios Internacionales y Finanzas de la Stern Business School de la Universidad de Nueva York y es graduado de la Escuela de Servicio Exterior de la Universidad de Georgetown en Washington DC.

Pasado financiero

Trabajó en el departamento de Corporate Finance de Goldman Sachs, así como en el Departamento del Tesoro en el Republic National Bank of New York, ahora HSBC. Tras su paso por la banca privada más agresiva de Wall Street y coger la suficiente experiencia y conocimientos financieros, su padre le llamó para que comenzara a tomar las riendas de las inversiones de la familia.

Hatchwell se fue a China, estuvo en Beijing ocho años, de 1992 a 2000, donde llevó el negocio cementero en el gigante asiático hasta convertirse en una de las principales empresas del sector. Desde allí comenzó a estrechar lazos con España, donde su padre era un reputado empresario y hombre de negocios.

Estando en China, David Hatchwell fue el encargado de hermanar la provincia de Fujian con Catalunya. Las relaciones del empresario con España comienzan a ser cada vez más fructíferas. En pocos años comienza a tomar el relevo a su padre y comienza a codearse con la élite empresarial española.

En 2001 fundó y presidió durante tres años el Club de Georgetown, en España, cuyo presidente de honor es el Príncipe Felipe. En 2003, convence a Florentino Pérez para que el Real Madrid haga un tour por China y se encarga de todos los detalles del viaje.

Lobby judío en España


David Hatchwell no solo siguió los caminos de su padre en el mundo empresarial sino que también lo ha hecho y lo está haciendo por el lobby judío y las relaciones entre España e Israel. Hatchwell es miembro de la junta del Centro Peres para la Paz y también de Amigos de la Universidad Hebrea de Jerusalén en España. Es miembro fundador y vicepresidente de la Cámara de Comercio España-Israel desde 2006.

Dos años más tarde fue nombrado vicepresidente y portavoz de la Comunidad Judía de Madrid, desde donde ha conseguido relacionarse con las altas esferas políticas, empresariales y sociales del país. Además, es miembro del Consejo Asesor Internacional del Maccabi World Union desde octubre de 2010.

Cerca del dinero


Entre las personalidades del mundo empresarial español con las que mejor relaciones posee destacan las hermanas Koplowitz, también de origen judío. Hatchwell las conoce tanto a través de Excem, una cementera prima hermana de Cementos Portland, filial de FCC, como de algunas instituciones judías.

Hatchwell, un auténtico camaleón en el mundo de los negocios conoce a toda la jet set empresarial española, sobre todo en Madrid y Barcelona. Solo hay que ver qué empresarios recibieron a Adelson en ambas ciudades. Mientras en Madrid, Ana Patricia Botín, Juan Miguel Villar Mir o Antonio Vázquez estuvieron con el magnate, en la Ciudad Condal se dejaron ver empresarios de la talla de Isaak Andic, Carles Vilarrubí o Marc Puig, con intereses próximos a los negocios del lobby sefardí.

Eurovegas se levantará finalmente en Madrid. A pesar de ello, el vicepresidente del lobby judío en España llegó a apostar en un momento dado por Barcelona. Un síntoma que explica por qué Hatchwell es la mano que mece Eurovegas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad