Bancos: cada prejubilado cuesta 400.000 euros a las entidades
stop

Caixabank es la entidad que más desembolsa por cada prejubilado, seguida de BBVA y el Santander

Madrid, 17 de junio de 2019 (11:42 CET)

En lo que llevamos de año, el sector bancario ha sentado las bases para reducir en el 5% la plantilla con la que los bancos cotizados cerraron 2018. Caixabank, Santander y Unicaja ya han llegado a un acuerdo para su ERE y BBVA podría plantearse uno. Las condiciones de salida que ofrece cada empresa son diferentes, pero, de media, el coste por cada prejubilación es de 400.000 euros.

Caixabank supera esta cifra, seguida por BBVA y Santander, que se acerca a los 350.000 euros de media, según publica Expansión con datos de Berenberg. Caixabank también es la que mejor paga a su plantilla, con 85.000 euros/año de media.

Precisamente el Caixabank y Santander han llevado a cabo Expedientes de Regulación de Empleo para reducir sus plantillas recientemente.

Los bancos están dispuestos a llevar a cabo elevados desembolsos para reducir sus plantillas

En el caso del primero, que va a gastarse 890 millones en realizar su ERE, ofrece hasta el 57% del salario pensionable. Santander, por su parte, que llegó a un preacuerdo la semana pasada, ofrece el 80%. 

Muchos bancos están dispuestos a llevar a cabo elevados desembolsos para reducir sus plantillas. El sector busca dar salida cuanto antes a la parte más envejecida y con mejores condiciones salariales. Caixabank calculaba que con el ERE para 2.023 personas se ahorraría cada año costes por 190 millones de euros.

Adhesiones voluntarias

Las buenas condiciones económicas explican el número de adhesiones voluntarias. Los últimos ERE se han cubierto sin despidos forzosos e incluso las solicitudes han superado el número de puestos abiertos.

En estos procesos de prejubilación, lo habitual es que las entidades financieras asuman el pago de la cotización del trabajador hasta los 63 años, lo que les permite mantener de manera íntegra la cuantía de la pensión pública.

Los programas de desvinculaciones voluntarias en entidades con beneficios no tienen ningún coste para las arcas públicas, aunque adelantan la entrada en la Seguridad Social de muchos empleados.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad