Inditex inauguró su primera plataforma de venta digital en 2007, con la cadena Zara Home. En la imagen, tienda online de Zara

Una década de expansión digital de Inditex

stop

Inditex abrió su primera tienda online en 2007, Zara Home; la expansión digital es clave en el crecimiento de ventas y un aval de la gestión de Pablo Isla

R.Rodríguez / Pablo Barro

Inditex inauguró su primera plataforma de venta digital en 2007, con la cadena Zara Home. En la imagen, tienda online de Zara

en A Coruña, 25 de junio de 2017 (06:55 CET)

Inditex celebra este año dos efemérides. Hace 40 años, Amancio Ortega fijó en Arteixo (A Coruña) las fábricas GOA y Samlor, germen de lo que hoy es el centro logístico de Zara y la sede del grupo. Y hace diez años, Zara Home se convirtió en la primera cadena de la compañía con tienda online. Años después del debut de Inditex en el ecommerce, se sumaron las tiendas digitales de Zara en 2010 y del resto de cadenas –Pull&Bear, Bershka, Massimo Dutti, Stradivarius, Oysho y Uterqüe-- en 2011.

Tan avanzada en otros aspectos del desarrollo de negocio como la logística, Inditex acumuló un evidente retraso en la comercialización en línea respecto a otras empresas del sector, como Mango. Pablo Isla fichó en 2014 a una joven directiva con experiencia en Silicon Valey y las mejores referencias, María Fanjul, que se encargó de casi duplicar el número mercados con presencia online de Inditex desde entonces.

Los analistas coinciden en que una de las piezas clave en la buena salud de la compañía y el continuo crecimiento de las ventas es el comercio electrónico. La facturación de la multinacional gallega creció un 5% en 2013, un 8% en 2014, un 15% en 2015 y un 13% en 2016. Esta progresión positiva se mantiene en el presente ejercicio, con las ventas aumentando un 14% hasta abril.

Inditex concentró las ventas de su negocio digital en Dublín y recibió fuertes críticas por abartar su factura fiscal

Morgan Stanley estimó hace unos meses que las ventas online suponían el 9% de la facturación de Inditex, unos 2.097 millones en su último curso completo, convirtiéndose así en el gran motor de crecimiento para el grupo, también cuando se evalúa la mejoría en las ventas a superficie comparable.

Si la medición de la incidencia del ecommerce en Inditex depende de las estimaciones de los expertos es porque la multinacional se niega a revelar información sobre la venta online. Pablo Isla rechazó en dos ocasiones ofrecer el dato en la última presentación de resultados del grupo a preguntas de los periodistas. El argumento de la compañía es que han concebido su expansión de una manera integral, combinando el canal digital con la tienda física, y que ambos circuitos se benefician y retroalimentan mutuamente.“Hay muchos clientes que compran online y recogen el pedido en la tienda”, añadía Isla.

Hay analistas que identifican un foco de tensión en el modelo de negocio por la expansión digital, según el cual, el gran rival de Zara no sería H&M, sino Zara.com. El aforismo alude al impacto sobre la estructura de la red de establecimientos y sobre el concepto de tienda, que con la revolución tecnológico ha mutado en casi todas las grandes cadenas de moda, con aperturas de establecimientos cada vez de mayor tamaño (flagship).

Inditex está entre los dies grupos que más venden en TMall, la plataforma del gigante chino Alibaba

Lo cierto es que la expansión física de Inditex y su desarrollo logístico facilitó la implantación en un corto periodo de tiempo de sus tiendas online por todo el mundo. Está presente en 45 mercados en el canal digital y en la presentación de resultados en la que dos veces se negó Pablo Isla a revelar el dato de facturación online, el presidente de la multinacional celebró que el canal digital ya estaba presente en todos los principales mercados del grupo.

En Asia, la multinacional tiene un aliado en el gigante Alibaba. Abrió su tienda virtual en TMall, la mayor página de compras online de China, en 2014. Ernesto Caccavelo, el responsable de Alibaba en España, aseguró hace unos meses a Efe que Inditex estaba entre las diez empresas que más vendían a través de TMall. Otra excepción en la expansión digital de Inditex es Apranga Group, socio en los países bálticos para la gestión de las plataformas online de todas las cadenas.

Dos grandes filiales concentran el grueso del negocio digital

Las dos grandes filiales que concentran la mayoría ventas a través de Internet del grupo, aunque no las únicas, son Fashion Retail, domiciliada en España y operativa para casi todo el mercado europeo; e ITX Fashion, que tiene sede en Irlanda y concentra las ventas en Estados Unidos, Canadá y Japón.

Cuando iniciaba la extensión del negocio digital, Inditex concentró todas sus ventas en la filial de Dublín, provocando un enorme revuelo. Aunque la multinacional justificaba la elección por el know how de Irlanda en el sector y los recursos tecnológicos que ponía a su disposición, lo cierto es que le permitía abaratar la factura fiscal, al benefeciarse de un tipo único del 12,5%, al que podía restar determinadas desgravaciones por inversión en innovación. Isla respondió a las críticas trayendo parte del negocio digital a España, donde los tipos efectivos estaban entre el 18% y el 24%.

Entonces, el canal digital de Inditex llegaba a una quincena de países. Hoy son el triple. Según los últimos datos ofrecidos por la compañía, seis millones de usuarios visitan cada día las plataformas digitales del grupo.  

Hemeroteca

Inditex (IBEX: ITX)
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad