Desigual recurre por primera vez a la banca para financiar su expansión

stop

La firma de moda obtiene un crédito de 200 millones en el que han participado ocho entidades financieras

Manel Adell, a la izquierda de la imagen

07 de febrero de 2013 (09:41 CET)

Desigual ha tenido que recurrir a la banca para hacer frente a inversiones futuras y costear la salida del ex consejero delegado del grupo, Manel Adell. El grupo de moda que lidera Thomas Meyer cerrará este jueves un acuerdo con ocho bancos para obtener un crédito de 200 millones de euros, según apunta Expansión.

Hasta ahora la firma se financiaba con recursos propios y no había tenido que acudir a ninguna entidad financiera. Pero los planes de expansión de Desigual, así como la creación de un nuevo centro logístico den Viladecans (Barcelona) cuya inversión se cifra en 100 millones, le han obligado a tener que hacerlo por primera vez.

Adell dejaba el cargo el pasado julio tras diez años como consejero delegado. Tenía el 30% de las acciones de la compañía que compró Meller por una cantidad que no ha trascendido. La silla de Adell sigue vacía en el grupo. Hasta que Desigual encuentre la persona idónea para el cargo, el puesto como consejero que tenía Adell en las distintas sociedades del grupo lo ocupa ahora Celso Gomariz.

Acuerdo liderado por Caixabank

Las cuentas de Desigual han facilitado la firma del crédito con los bancos. El endeudamiento casi nulo de la compañía y su caja han puesto las cosas fáciles. Desigual facturó en el último ejercicio 700 millones de euros y espera crecer de media un 15% durante el próximo trienio.

En la obtención del crédito Caixabank ha funcionado como el banco agente. El resto de entidades que han participado son BBVA, Banc Sabadell, March, Barclays, Santander, BNP Paribas y el Instituto de Crédito Oficial (ICO).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad