Desigual se enfrenta a un nuevo boicot por pinchar preservativos en un anuncio

stop

Bajo el lema 'Tu decides', el spot ha cosechado críticas por fomentar las enfermedades de transmisión sexual o frivolizar con la libertad reproductiva de la mujer

02 de mayo de 2014 (21:08 CET)

“Que hablen mal de uno es espantoso. Pero hay algo peor: que no hablen”, decía Oscar Wilde. Desigual parece seguir a pies juntillas la cita del dramaturgo a la hora de plantear campañas publicitarias. La última aportación ha desatado las críticas ciudadanas e incluso se ha puesto en marcha un boicot a la marca: celebra el día de la madre pinchando preservativos. Tu decides es su lema.



El anuncio se estrenó el día del trabajador, pero no ha sido hasta este martes cuando ha provocado el incendio. “Es una broma para las españolas en un momento en el que justamente tienen menos derecho que nunca a tomar sus propias decisiones reproductivas”, reza una petición que se ha colgado en una plataforma que pide el apoyo de los internautas para retirar la campaña. La falta de tacto de la firma en pleno debate de la futura ley del aborto en España ha sido uno de los primeros dardos que se ha mandado.

Actitudes poco saludables

“A ver si hay suerte y la gente de publi de Desigual sigue los consejos de su anuncio y pillan UN SIDA”, reivindicaba @Ruix en la red social Twitter. El afán de notoriedad ha chocado de frente con los programas de salud reproductiva. Se acumulan las protestas por el mensaje que transmite en el que, tras un mero divertimento, se esconde una práctica que expone al contagio de enfermedades de transmisión sexual.

Asimismo, Desigual ha encendido por difundir una imagen poco sana de las relaciones de pareja. “Sugiere que cuando una mujer se decida a ser madre pasará por encima de los derechos de su compañero o del hombre que escoja para perpetrar su acción”, afirma la petición de boicot que circula por la red. Incluso se ha recordado que es una práctica que fue penada por un tribunal canadiense.

Mensajes de apoyo

La firma catalana también ha recibido inputs positivos. La actriz Cristina Pedroche ha bromeado con tomar de ejemplo la práctica de pinchar preservativos para poder ser madre. Otros usuarios remarcaban que se ha exagerado con una publicidad que no deja de ser eso: un intento de ganar notoriedad.

La textil se ha mantenido al margen de la crisis de imagen. Ya se enfrentó a un revuelo en las redes sociales cuando en otra publicidad animaba a sus clientas a atreverse a mantener relaciones con su jefe. “Es el grito de la mujer a la liberación personal, a perseguir sus objetivos y a coger las riendas de su vida. Una filosofía muy Desigual que hace especial hincapié en la figura de la mujer, a la que admira y valora”, señala el grupo en un comunicado publicado el miércoles.

La empresa indica que se ha usado la misma vara de medir para lanzar el anuncio del día de la madre a otros en los que se relataba cómo una chica se atrevía a salir del armario o a la campaña de Navidad del perfume, en la que se regalaba un vibrador en forma de pintalabios en cada venta. “Todos estos spots trabajan el territorio de la marca, que es La Vida es Chula”, añade.

Publicidad polémica

No es la primera ocasión en la que un grupo de moda ha tirado del filón de la publicidad provocativa para incrementar sus ventas y reforzar su imagen de marca. Benetton es la decana en este estilo, donde también se encuentra la publicidad directamente autodenominada sexual de Gucci o Dior cuando Tom Ford y John Galliano estaban al frente del grupos.

La línea entre la notoriedad, el escándalo y la falta de respecto es muy fina. Benetton tuvo que retirar en 2011 una campaña en la que aparecía el Papa (Benedicto XVII) besando a un imán egipcio y Nolita sufrió, incluso en las ventas, al usar una modelo anoréxica en una campaña para denunciar los estragos de la enfermedad. La protagonista murió dos años después de ponerse ante el objetivo de Oliviero Toscani.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad