El inversor ruso Mikhail Fridman, dueño de Letterone Investments, es el segundo máximo accionista de DIA. Letterone

DIA confía en un turbio millonario ruso para frenar a los especuladores

stop

Las acciones de DIA se disparan en bolsa por encima del 14% después de la entrada del ruso Mikhail Fridman con un 10% del capital social

Pablo Jiménez

El inversor ruso Mikhail Fridman, dueño de Letterone Investments, es el segundo máximo accionista de DIA. Letterone

Barcelona, 28 de julio de 2017 (14:00 CET)

Una jornada después de presentar sus resultados trimestrales, DIA vive un auténtico revolcón bursátil que dispara sus acciones por encima del 14% a media jornada. El motivo es la entrada en el accionariado de la cadena de supermercados de Letterone Investments, una firma de inversión radicada en Luxemburgo que de la noche a la mañana se ha convertido en el segundo máximo accionista de DIA con el 10% de los títulos. Letterone se ha hecho de manera directa con el 3% de las acciones y el 7% restante mediante productos a plazos, según los registros de la CNMV.

Detrás de esta sociedad se encuentra Mikhail Fridman, un multimillonario ruso que posee la segunda mayor fortuna del país de acuerdo a la revista Forbes. Fridman es dueño del holding Alfa Group y cuenta con inversiones en sectores como el financiero, las telecomunicaciones, el consumo y el retail. En España su socio más conocido es la familia Pérez Dolset, con quien comparte la propiedad de una de las filiales del grupo ZED, investigada por presuntos sobornos a políticos rusos, informaba en enero El Confidencial.

Éste no es el único asunto turbio en el que Fridman está implicado: su nombre aparece en el informe elaborado por un agente británico -y no verificado- sobre el presunto espionaje ruso durante la campaña estadounidense que llevó a Donald Trump a la Casa Blanca.

Peso de los especuladores

La entrada de Fridman llega en un momento delicado para DIA. Aunque en lo que va de año sus acciones se han revalorizado por encima del doble dígito, el grupo de distribución es la firma del IBEX con una mayor exposición a los fondos especuladores. Según las últimas estimaciones de los analistas, en torno al 25% de su capital está en manos de bajistas (posiciones cortas).

DIA es la firma del IBEX con una mayor exposición a fondos cortoplazistas 

El aterrizaje de un accionista del peso de Letterone -solo la gestora Baillie Gifford se sitúa ligeramente por encima, con el 10,02%- abre la puerta a más cambios en el capital social de DIA, sobre todo una vez vista la primera reacción de los mercados, con fuertes subidas. Un escenario posible es la huida de los inversores cortoplacistas.

El brazo inversor de Fridman se ha hecho de una tacada con 18,7 millones de acciones ordinarias (3%), valoradas en 97,05 millones de euros a precios de mercado. Las compras a futuro de acciones suman un total de 43,6 millones de acciones (7%), un paquete que asciende a 226,2 millones de euros.

Menos beneficio y cambio de modelo

DIA presentó este jueves sus resultados semestrales con una caída del beneficio neto del 9,7%, hasta los 54 millones de euros. A pesar de ello, al final de la jornada la acción se dejó por el camino menos del 1% de su valor. Unas pérdidas que se han dado la vuelta al poco de arrancar la sesión de este viernes, con subidas máximas de hasta el 20% que después se han moderado.

DIA: las pérdidas del jueves se han dado la vuelta con el cambio accionarial

Además del ajetreo accionarial, DIA está inmersa en un profundo cambio de modelo que ha llevado a la cadena a prescindir de su red de franquicias, según adelantó en junio Economía Digital. Dicho departamento ha generado en los últimos años graves problemas a decenas de franquiciados y un reguero de demandas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad