En la imagen, una tienda de los supermercados DIA en plena reforma

DIA confirma en su plan estratégico el fin de su modelo low-cost

stop

La cadena de supermercados abandonará el modelo de descuentos agresivos que fueron la base del modelo en los últimos años

Madrid, 27 de enero de 2019 (04:55 CET)

El fin del 3 por 2 o de la segunda unidad al 70% de descuento. La cadena de supermercados DIA ultima su nuevo plan estratégico en el que desterrará el modelo aplicado durante los últimos años por la empresa: precios agresivos, poca variedad y baja calidad. 

La nueva directiva de DIA, encabezada por Borja de la Cierva, ha llegado a la conclusión de que parte del fracaso de DIA se debe al modelo de bajo costes, insuficiente lograr los márgenes que la multinacional necesita para sostener su estructura. La empresa había compensado sus malos números con el fichaje masivo de franquiciados con los que expandió su red y a los que cobra royalties y cánones de entrada elevados.Pero el modelo se ha agotado. 

Ahora, la cadena pretende convertirse en una empresa de mayor valor agregado y quiere reforzar la marca blanca y la calidad de los productos y también la variedad en las estanterías. 

Las nuevas tiendas de DIA serán más parecidas al modelo DIA & Go, que se han extendido durante los últimos meses, que a las tiendas tradicionales con productos baratos apilados en palés, con gran variedad de fruta y verdura en mal estado y con establecimientos desordenados y, en ocasiones, sucios. 

DIA quiere dejar de ser ese supermercado barato y con escaso valor añadido que ha sido hasta ahora. Y parte de esas recetas están siendo aplicadas en las tiendas DIA & Go, con pan recién horneado, zumos exprimidos, comida preparada, zonas para tomar café y horarios hasta las 23:00 horas. Las líneas estratégicas de este giro están plasmadas en el plan estratégico que la compañía hará público en los próximos días. 

Nuevo plan estratégico

La nueva cúpula de DIA presentará resultados anuales la primera quincena de febrero y, acto seguido, dará a conocer los primeros lineamientos de su plan estratégico. El viraje no será fácil ni sencillo, ni tampoco se concretará en pocas semanas. 

Para dar un vuelco a la marca blanca y al modelo de supermercado en profundidad, la multinacional española necesitará recursos para financiar su nuevo modelo, pero su actual situación económica sufre quebrantos.

DIA acaba de firmar un acuerdo de refinanciación con la banca, pero podría necesitar aún más ayuda financiera para superar su situación de endeudamiento elevado. La empresa ha pasado de ser una de las pocas compañías del Ibex sin endeudamiento a tener más de 1.500 millones de euros.

En medio de su peor crisis histórica, el futuro de la empresa es una incógnita después de su fuerte desplome en bolsa, la salida del Ibex y la lucha de su máximo accionista, el fondo ruso del magnate Mijaíl Fridman, por presionar a la banca para que asuma quitas en el plan de reflote de la empresa. Este extremo, por los momentos, no ha ocurrido. DIA, hasta ahora, sólo se ha comprometido a afrontar un nuevo plan de pagos que deberá compaginar con su nuevo plan extrategico y su giro para convertirse en un supermercado moderno. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad