El ex consejero delegado de DIA, Ricardo Currás.

DIA: Currás culpa a su equipo de la mala gestión

stop

El ex consejero delegado de DIA responde a todas las preguntas y desmiente las principales acusaciones en el juicio que investiga la caída de la compañía

Madrid, 30 de junio de 2020 (17:53 CET)

Ricardo Currás rompe su silencio tras las acusaciones de irregularidades contables en la cadena de supermercados. El ex consejero delegado de DIA durante casi una década ha explicado este martes en la Audiencia Nacional que las principales responsabilidades en la elaboración de las cuentas no eran suyas, sino de su equipo más cercano.

Currás ha respondido a todas las preguntas que se le han formulado, según explican fuentes del proceso a Economía Digital. Su principal argumentación ha sido que sí era responsable como consejero de las cuentas anuales, pero no se encargaba de su elaboración.

La máxima culpa, según ha declarado Currás, era de Armando Sánchez, director financiero de la compañía que fue suspendido de empleo y sueldo a los pocos días de que la compañía anunciara que reformulaba las cuentas. Sánchez Falcón pertenecía al comité de dirección de la compañía, a la que se incorporó en 2012 cuando llegó desde Abengoa.

Respecto a la relación con los auditores externos, Currás ha vuelto a señalar que quien se comunicaba con ellos, además de Armando Sánchez, eran Borja de la Cierva y Antonio Arnanz. Él, según ha explicado, apenas se reunía una vez al año con Carlos Peregrina García, socio de KPMG en España.

Sobre su salida, el ex consejero de DIA, al que destituyeron y pusieron en revisión su retribución variable, ha afirmado que cuando se le informó del cese no se le comunicó nigún motivo sobre irregularidades contables.

Currás desmiente a Susana Pagés

Entre otras afirmaciones, Currás ha querido desmentir las palabras pronunciadas durante la pasada semana y ayer, lunes, por Susana Pagés, la que fuera directora de compras de Red Libra, la central creada entre DIA y Eroski.

Pagés explicó que detectó prácticas irregulares en la cadena de supermercados y las puso en conocimiento sin respuesta de la empresa. Especificó que dichas irregularidades fueron comunicadas al responsable de recursos humanos de DIA, pero nunca envió su queja por el canal anónimo de denuncias internas que tiene habilitado la compañía.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad