El fondo KKR se une a la puja por comprar DIA a precio de saldo. En la imagen, la nueva tienda DIA & Go.

DIA venderá Clarel para reducir su deuda monstruosa

stop

La cadena de supermercados inicia un plan de recortes, cierre de tiendas y ventas de activos para hacer frente a su deuda que se dispara hasta los 1.400 mil

Madrid, 30 de octubre de 2018 (11:32 CET)

DIA pondrá a la venta las tiendas Clarel para reducir su deuda, que se ha disparado desde los 1.100 millones de euros hasta los 1.400 millones mientras caen las ventas, el ebitda y el beneficio de la compañía.

La cadena de supermercados ha presentado los resultados del tercer trimestre de 2018, en el que las ventas vuelven a caer, esta vez en 24% respecto al mismo trimestre del año anterior.

El nuevo consejero delegado de la compañía, Antonio Coto, ha reconocido que la compañía se enfrentará el próximo año a una situación complicada por los vencimientos de deuda y ha planteado este lunes poner a la venta las 1.200 tiendas de perfumería Clarel.

El consejo de administración ha aceptado la propuesta y ahora DIA pondrá a la venta uno de sus principales activos. La cadena de perfumerías Clarel goza de buena salud y su venta podría aliviar las cuentas maltrechas de DIA.

Cierre de tiendas y freno en América

DIA también ha anunciado que frenará la expansión de su cadena de tiendas en América Latina, en especial en Argentina, donde sus competidores también están frenando la expansión debido a las duras condiciones macroeconómicas y la hiperinflación.

En Brasil, la cadena también abortará los planes de expansión a nuevas regiones y se concentrará en las áreas donde ya tiene presencia. Ningún recorte está de más dentro del plan de reflote que está diseñando el nuevo consejero delegado, incluido el despido de personal.

Fuentes internas de DIA explican que ya ha se han ejecutado reducción personal en algunos departamentos desde hace, al menos, seis meses.

Los resultados trimestrales de DIA suponen la primera presentación como consejero delegado de Antonio Coto, que había presidido las operaciones en América Latina y que dejó críticas veladas hacia el equipo directivo anterior, dirigido por Ricardos Currás, que fue despedido en agosto pasado. 

Coto aseguró que la nueva directiva mirará con lupa cada euro invertido para evitar “caer en errores” y “perder el foco”. Dijo que el nuevo foco era el cliente y no el resultado financiero. El nuevo consejero delegado formalizó también la nueva estrategia comercial de la empresa. Se ha decretado el fin de una cadena de bajos precios y descuentos agresivos. Ahora se concentrará en una oferta de mayor calidad en frescos y en mejorar la experiencia del consumidor. Para reflotar DIA, prácticamente habrá que derruirla.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad