Dir tira de las franquicias para volver a crecer

stop

La cadena de gimnasios que preside Ramon Canela anuncia el lanzamiento de tres marcas especializadas, que se expandirán sin locales propios

Entreno dirigido en un centro DiR de la capital catalana | ED

Barcelona, 01 de junio de 2016 (17:43 CET)

La crisis, el auge de la práctica de deporte en la vía pública y de los gimnasios low cost ha pasado factura a las cadenas tradicionales de fitness. Para superar este contexto, Dir se ha propuesto volver a crecer, pero lo hará apostando por las franquicias, según ha anunciado este miércoles la compañía que preside Ramon Canela.  

La compañía potenciará varios modelos de franquicias en función de la actividad deportiva que se vaya a hacer, las dimensiones del local y el capital inicial del que dispone cada inversor, clubes de boxeo, centros de yoga y estudios de fitness, a partir de una inversión de unos 118.000 euros.

Para ello, ofrecerá tres modelos de franquicias: Boxing Dir, Yoga One y BDir. A pesar de que el de las franquicias es un modelo en el que se han especializado las cadenas low cost, desde Dir aseguran que no habrá ningún giro hacia los gimnasios de bajo coste y que ninguna de sus nuevas marcas jugará a ello.

El objetivo de la compañía es facilitar una expansión progresiva y consolidar el negocio de la red franquiciadora, ha explicado, y crecer mediante una especialización del negocio. Dir tiene 18 centros en Cataluña y cuenta con 70.000 abonados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad