¿Dónde están las mansiones más caras de Catalunya?

stop

Existen zonas de alto 'standing' con propiedades de lujo valoradas en 14 millones de euros

Algunas de las propiedas más lujosas de Catalunya / Cedidas

28 de mayo de 2013 (20:43 CET)

Hay mansiones, chalets y propiedades de vértigo que sólo se pueden permitir algunos privilegiados. Pero, ¿dónde se esconden estas propiedades tan exclusivas en Catalunya? Si nos detenemos primero en Barcelona algunas de las zonas más lujosas son Passeig de Gràcia, Sant Gervasi y Pedralbes.

En estos barrios los precios pueden llegar a ser desorbitados. Por un ático en pleno centro de la capital catalana, en el Passeig de Gràcia, rodeado de las tiendas más chic y caras, se pueden pagar entre tres y cinco millones de euros, según apuntan fuentes de Fincas Exclusivas a Economía Digital.

En la provincia de Barcelona

Pero si lo las prioridades son otras, como mayor espacio, escuelas y clubs de alto standing, y algo más de discreción, la zona de Pedralbes es una buena apuesta. Algunas de las fincas más caras pueden ascender a 6,5 millones, con 700 metros de superficie, siete habitaciones y hasta nueve baños, según detalla el jefe de marketing de Habitaclia, Javier Llanas. Cabe destacar que en esta zona se encuentra el conocido palacete de los duques de Palma, que les costó 5,8 millones de euros en 2004.

Otra ciudad en la provincia de Barcelona con cualidades para bolsillos acaudalados es la de Esplugues de Llobregat. Aquí se concentran importantes escuelas internacionales y hay una gran demanda de clientes extranjeros. Los precios, sin embargo, son más asequibles que en Pedralbes, y la localidad está muy cerca de la capital catalana. “Mientras en Pedralbes una casa puede valer seis millones, en Esplugues otra de características similares puede costar entre 3,5 y cuatro millones de euros”, asegura Fincas Exclusivas.

Maresme, el lujo en estado puro

No muy lejos de Barcelona otro destino interesante, en términos inmobiliarios, es la comarca del Maresme. Es una zona “prometedora”, insisten fuentes de la inmobiliaria Knight Frank. Allí residen importantes empresarios y combina perfectamente un paisaje de montaña y las mejores playas, subraya Llanas de Habitaclia.

La excelencia de esta comarca es tal que incluso existen fincas por la que piden hasta 14 millones de euros. “En nuestro portal tenemos una casa de 1.548 metros cuadrados en Sant Andreu de Llavaneres, con cinco habitaciones y siete baños por este precio. Es la más cara porque sus vistas la hacen única”, insiste Llanas.

Este destino también está muy solicitado por los compradores extranjeros, en especial los rusos, que ven en Catalunya un lugar idóneo para adquirir su segunda residencia. Los precios han bajado por la crisis entre un 25% y un 30% aproximadamente en estas áreas de máximo lujo.

Castelldefels, la ciudad de los futbolistas


En la comarca del Baix Llobregat se encuentra Castelldefels, que se ha convertido en territorio predilecto de los futbolistas del Barça. Aquí tienen sus mansiones jugadores como Leo Messi, Alexis Sánchez y Javier Mascherano. Entre los últimos en instalarse en esta zona residencial destaca Cesc Fàbregas.

En esta área, los chalets y casas pueden tener precios entre uno y dos millones de euros, aunque hay casos excepcionales en los que las prisas por comprar y adquirir allí un inmueble puede disparar el coste. Uno de los reclamos de Castelldefels, además del efecto llamada que puedan provocar los futbolistas, es que se encuentra muy cerca de Barcelona pero que permite evitar las aglomeraciones y los ruidos de la capital.

Sitges gusta a los extranjeros


Para segundas residencias, Sitges es una ciudad también interesante para los extranjeros. Ofrece inmuebles que están en primera línea de playa con unas vistas indescriptibles y con unos precios entre tres y cinco millones de euros, según apunta Engel & Voelkers. “El promedio está en 3.500 euros el metro cuadrado ya que los precios han bajado más de un 35%”, añade la agencia inmobiliaria.

También como inversión para adquirir otra vivienda distinta a la familiar, está la zona de La Cerdaña, para los que prefieren la sierra y la montaña. Destacan, las grandes masías en parcelas de 2.000 metros cuadrados cuyos precios pueden oscilar entre los 1,3 millones hasta cerca de los dos millones de euros.

“Entre las zonas más exclusivas se encuentran las urbanizaciones como el Antic Barri del Golf donde podemos encontrar una finca en una parcela de 6.000 metros cuadrados, con unos acabados de altísimo nivel, a un precio de 5,5 millones de euros”, según Engel & Voelkers.

El Baix Empordà, en Girona


Pero si el cliente busca sol y playa, además de la costa barcelonesa, también se puede dirigir a la gironina. “La propiedad más cara que tenemos a la venta está en Sant Feliu de Guíxols, eb primera línea de mar por 7,5 millones de euros”, explican fuentes de Habitaclia.

En esta zona, además, se pueden encontrar grandes mansiones que permitan a sus propietarios cumplir con todos sus caprichos, como un amplio jardín, una piscina para hacer largos y cualquier deseo que se precie.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad