Ferran Rodés, presidente del consejo de administración del 'Diari Ara', que recibió medio millón de subvenciones de la Generalitat en 2016.

'Ara' fía los beneficios a más subvenciones de la Generalitat

stop

El 'Diari Ara', propiedad de la familia Carulla, espera salir de números rojos en 2018 si la Generalitat mantiene las subvenciones

Economía Digital

Ferran Rodés, presidente del consejo de administración del 'Diari Ara', que recibió medio millón de subvenciones de la Generalitat en 2016.

Madrid, 22 de noviembre de 2017 (04:55 CET)

El Diari Ara espera salir de pérdidas en 2018. Así lo indica la empresa editora, Edició de Premsa Periòdica Ara, en el informe de gestión del ejercicio 2016, en el que prevé un repunte de los ingresos por subvenciones y publicidad privada en el próximo año. Para dejar atrás los números rojos, eso sí, cuenta con que la publicidad institucional y las subvenciones se mantengan estables.

El rotativo controlado por las familias Carulla (Agroalimen) y Rodés (Havas Media) percibió en 2016 un total de 561.968 euros en subvenciones públicas, la mayoría de las cuales de la Generalitat de Catalunya. La administración autonómica redujo un 5,6% sus aportaciones al periódico dirigido por Esther Vera.

La Generalitat catalana inyectó 309.682 euros para sostener la edición digital del Ara y 189.834 euros para el diario impreso. Por su parte, la Generalitat Valenciana multiplicó por tres sus ayudas al Ara, al que aportó 62.453 euros por el concepto de "fomento del valenciano" a pesar de que la audiencia del medio en la autonomía es residual.

La Generalitat Valenciana triplicó sus ayudas al Ara pese a que apenas tiene lectores en la autonomía

El Ara facturó 39.814 euros en la Comunitat Valenciana, donde se distribuye dos días a la semana en dos de las tres provincias. La cifra de negocio del rotativo de Carulla y Rodés en Valencia y Alicante apenas supera en 13.000 euros la de Andorra, un mercado mucho más reducido.

La edición de Baleares, deficitaria

El principal mercado fue Cataluña, con 12,75 millones de euros de facturación; seguido de Baleares, donde el Ara facturó 51.498 euros con una edición local. Lo hizo a través de Edicions Periòdiques Ara Balears, sociedad del rotativo participada mayoritariamente por los editores del Ara en Cataluña. 

La sociedad balear del Ara arroja pérdidas de 131.315 euros en 2016, un 37% menores que las del año anterior. Su hermano mayor, Edició de Premsa Periòdica Ara, perdió 554.947 euros, frente a los 1,019 millones de resultado negativo del ejercicio anterior.

Previsión de reducir ventas en quiosco

El periódico de Carulla y Rodés descuenta un descenso del 6% en las ventas en quiosco en 2018, aunque espera compensar esta caída ofreciendo a los suscriptores digitales que paguen más para recibir el diario impreso.

El Ara percibió 1,5 millones de publicidad institucional en 2016

El periódico ingresó 4,92 millones de euros por suscripciones; frente a los 1,75 millones provenientes de las ventas en quiosco. Por publicidad entraron en las cuentas del rotativo 5,75 millones de euros, de los cuales 1,5 millones procedían de las administraciones públicas. 

Dependencia de la publicidad institucional

La empresa editora del Ara es consciente de que uno de los riesgos principales a los que se enfrenta es la dependencia de la publicidad institucional. Así lo apunta en el informe de gestión, donde indica que los retrasos en el pago de publicidad de las administraciones públicas tensionaron la tesorería.

Carulla y Rodés inyectaron al 'Ara' 750.000 euros para paliar retrasos en pagos de la Generalitat

Para poder hacer frente a estas tensiones, los principales accionistas tuvieron que rascarse el bolsillo. La Fundació Lluís Carulla, propietaria del 26% del capital, prestó a la empresa 500.000 euros; mientras que la firma Acta Diürna (controlada por Rodés y propietaria del 38% de la editora) prestó 250.000 euros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad