El comité de empresa exige a Sharp que no mande a la calle a 200 personas

stop

RECONVERSIÓN INDUSTRIAL

09 de junio de 2011 (19:53 CET)

Este viernes la dirección catalana de Sharp mostrará al comité de empresa de la factoría el detalle del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que han presentado al departamento de Treball de la Generalitat. Según han avanzado los trabajadores, con la entrada de Cirsa en la fábrica 'salvan' unos 100 empleos de los 300 trabajadores que hay en Sant Cugat. En el primer encuentro entre trabajadores y la dirección de la multinacional japonesa para negociar la regulación exigirán que se mantengan los 200 empleos que están amenazados.

“Queremos que se ponga en marcha lo antes posible una mesa de negociación y que cualquier medida que se aplique sea la menos traumática posible”, explica la representante de CCOO en el comité, Vicky Hinojosa. Asimismo, recuerda que actualmente en la fábrica ya se está aplicando un ERE temporal que finalizará el 30 de septiembre y en los últimos años la plantilla se ha reducido considerablemente: de 800 a 300 trabajadores.

Con todo, aseguran que se sentarán con los directivos con la intención de llegar a un acuerdo a lo largo del periodo de consultas. “Es lo ideal, pero si no siempre podemos acudir a la delegación de Treball para que arbitre”.

Cirsa entra en septiembre

El tercer actor de la operación, Cirsa, se queda al margen de la negociación del ERE. Tal como han explicado fuentes cercanas al grupo a Economía Digital, hasta que se ratifique el acuerdo vinculado firmado por las dos compañías no hablarán con los trabajadores actuales de Sharp. Es decir, en septiembre.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad