El fichaje de un profesor que falseó su CV enciende una guerra en la Complutense

stop

El rectorado impone a un candidato en contra del criterio de la comisión de evaluación y de los profesores de la Facultad. El conflicto termina en los tribunales

Carlos Andradas, rector de la Universidad Complutense.

Madrid , 09 de julio de 2016 (01:00 CET)

La Facultad de Periodismo de la Complutense está en guerra con su rectorado que insiste en fichar a un profesor que falsificó su currículum académico y profesional, según ha denunciado la comisión de evaluación que se encargó de adjudicar la última plaza para un profesor de la facultad.  

Un grupo de profesores se presentó para el concurso público que otorgaba derecho a una plaza interina en la Facultad de Periodismo. El comité de evaluación otorgó la plaza a una profesora visitante, Virginia Linares, que obtuvo la mayor puntuación.  

Pero un aspirante F.C., recurrió la decisión al denunciar que el comité de evaluación había sobrevalorado algunos de los aspectos de la profesora visitante. La apelación terminó con una revelación inesperada. El comité evaluador detectó que el profesor que cuestionó la decisión, y que había quedado en segunda posición en la puntuación general, había falsificado su currículum.  

El candidato aseguró en su CV que había sido profesor asociado cuando en realidad sólo había sido profesor ayudante doctor, que tiene una enorme diferencia en cuanto a categoría y puntos, según han explicado a este diario desde el comité evaluador. También incluyó categorías docentes como contratado doctor cuando sólo había sido colaborador. El candidato aseguró que hizo cursos que luego no pudo acreditar, según los evaluadores. 

El rectorado fuerza  

El rectorado, en contra de la opinión del comité de evaluación, dio la razón al profesor que falsificó su currículum y ordenó que lo asignaran como el profesor ganador de la plaza. Entonces, tanto los evaluadores, como los profesores de la facultad se revelaron en contra de la decisión de las autoridades universitarias. 

"Ha sido un proceso muy extraño y creo que, para que todo quede claro, debe repetirse el concurso y empezar desde cero. No es normal que el rectorado indique al comité evaluador el candidato que debe elegir", explica Jesús Escribano, representante del comité de empresa de la Universidad Complutense.
 
Según le ley universitaria, el comité evaluador debe nombrar a los profesores y comunicar al rectorado la decisión para que sea refrendada, pero no está en las atribuciones del rectorado la designación de la plaza.

"Los profesores del departamento y el comité de evaluación están muy sorprendidos por la decisión del rectorado de nombrar a un candidato y adjudicar la plaza. Es algo que nunca se había visto", explica Pedro Paniagua, secretario del comité evaluador, quien ratifica que el candidato impuesto por el rectorado había adulterado el CV.  

El propio rector de la universidad, Carlos Andradas, ha salido en defensa el profesor impuesto al asegurar que sólo incluyó varias veces su DNI cuando "sólo debía incluirla una vez". Los profesores desmintieron la versión de su rector y ratifican que el CV del candidato del rectorado es falso. Algunos sospechan que se pueda tratar de un caso de "enchufismo".  

Conflicto judicializado

El candidato electo por el rectorado ha rechazado comentar el polémico concurso y tampoco ha querido aclarar si finalmente tomará posesión de la plaza. La vicerrectora de la Universidad que ha hecho seguimiento al polémico concurso también se ha negado a valorar la legalidad de la decisión adoptada desde la cúpula de la universidad. 

La profesora que había sido electa por el comité evaluador ha llevado el asunto a los tribunales. Considera que es ilegal que desde el rectorado se quiera desconocer la voluntad de los designados para valorar a los candidatos. "Ha habido una clara irregularidad y todo el departamento, los profesores y los estudiantes son conscientes de ello. El único órgano legitimado para designar las plazas en la universidad es el comité evaluador", explica la profesora interina.  

Tras la negativa de los profesores a aceptar al candidato impuesto desde el rectorado, las autoridades universitarias han abierto un expediente informativo a todo el departamento, incluida la secretaria. Se consideran represaliados, pero se mantienen firmes en su posición. En paralelo, una duda ha quedado suspendida entre profesores y alumnos: ¿cuál es el motivo por el cual las autoridades de la universidad defienden con tanta vehemencia a un candidato a profesor que falsificó su CV? 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad