En la imagen, la directora del FMI, Christine Lagarde. EFE

El FMI quiere castigar a las multinacionales digitales

stop

La organización financiera no ve con buenos ojos que grandes multinacionales como Apple o Google no paguen impuestos en la Unión Europea

Barcelona, 25 de marzo de 2019 (22:04 CET)

El Fondo Monetario Interacional (FMI) ha pedido una revisión del sistema internacional que "favorece" la evasión de las empresas multinacionales de sus deberes fiscales, especialmente en el sector digital. La entidad financera ha criticado que durante los treinta últimos años, estas empresas han reducido sus impuestos progresivamente en el ámbito europeo. 

"La facilidad con las que las empresas multinacionales para ser capaces de evitar los impuestos y el largo declive en las tasas impositivos para las empresas de tres décadas, socava la confianza en el sistema fiscal en general", ha subrayado Christine Lagarde, directora gerente del organismo.

Desde el FMI opinan que el sistema actual es "caduco" y han insistido en la necesidad de "repensar" el sistema fisclal internacional frente al auge de empresas impulsadas por la tecnología y el ámbito digital, que se han convertido, a su parecer, en "modelos de negocio altamente rentables". En palabras de Lagarde, estas empresas basan sus ingresos en "activos tangibles, como patentes o software difíciles de medir", por lo que ya existe una "relación directa" entre presencia física y beneficios. 

Apple y Google, en el punto de mira

Pese a que Lagarde no dio nombres, la descripción de estos negocios y la actitud del FMI ante ellos encaja con las multas que la Unión Europea ha impuesto a gigantes tecnológicos como Apple o Google. Estas empresas han evitado el pago de impuestos en los territorios de la UE pese a operar en ellas, gracias a la tributación en paraísos fiscales y otras estrategias corporativas. "La percepción pública que las grandes multinacionales pagan pocos impuestos han generado demandas políticas para tomar medidas urgentes", añadió la directora del FMI. 

Esta situación, además, repercute en los territorios con bajos ingresos: según los informes de la entidad económica, los países en desarrollo pierden unos 200.000 millones de dólares cada año debido al traslado de beneficios corporativos a lugares con tasas impositivas bajas, lo que representa un 1,3% de su PIB.

 

Hemeroteca

Apple Google FMI
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad