El gran rival asiático de Amancio Ortega desembarca en España

stop

COMPETENCIA TEXTIL

Interior de la tienda Uniqlo en Hong Kong / EFE

A Coruña, 01 de junio de 2015 (11:37 CET)

Ya está aquí. Uniqlo, el gigante textil nipón, ya ha puesto un pie en España. Se trata de uno de los grandes rivales a nivel mundial de Inditex, bastante por detrás todavía, eso sí, de H&M o Gap. La compañía asiática lleva años anunciado su desembarco en el país, pero este no se hará efectivo hasta 2016.

Así lo asegura el portal especializado en industria textil modaes.es, que apunta a que la compañía del grupo Fast Retailing, ha firmado ya el alquiler del número 18 de Paseo de Gracia, en Barcelona. La apertura de la tienda, que cuenta con más de 2.000 metros cuadrados estaría programada para el próximo año.

Interés desde 2009

Según la publicación, los propietarios del inmueble, la familia Valls Taberner, firmaron a principio de año la documentación necesaria para completar la operación, que fue sellada por Uniqlo a través de su sociedad europea.

Hace ya años que se habla de la entrada de Uniqlo en el mercado español, pero esta se ha retrasado hasta ahora. La primera vez fue en 2009, cuando Fast Retailing se mostró interesada en operar en Madrid, Barcelona y Milán, como grandes capitales de moda. Más tarde, volvió a hablar de interés por España, aunque ya únicamente mencionó la capital catalana.

A principios del pasado año, Uniqlo negoció el alquiler de un local en la Plaza de Catalunya, en Barcelona, que al final fue a parar a manos de Desigual.

Competidor en EEUU

Uniqlo se ha convertido en uno de los grandes revulsivos textiles de los últimos años. Aún asi, guarda diferencias con Inditex. Las cadenas de Amancio Ortega se centran en moda de última tendencia, mientras que los nipones apuestan más por el producto básico, aunque de calidad mayor.

La compañía asiática compite directamente con Inditex en su expansión en EEUU, que parece haberse convertido en un mercado estratégico para ambos. La firma de Fast Retailing suma ya 39 tiendas en el país norteamericano.

Los números de Fast Retailing, aunque rontundos, están todavía muy lejos de las magnitudes de Inditex. El pasado año, alcanzó unos beneficios de 686 millones de euros, un 26,1% más, mientras que las ventas de Uniqlo fueron de 8.655 millones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad