El grupo Codorníu se hunde en las pérdidas

stop

El fabricante de vinos y cavas de la familia Raventós facturó un 7% más el año pasado, pero perdió 5,4 millones de euros

La presidenta de Codorniu, Mar Raventós, con el director general, Xavier Pagès / EFE

Barcelona, 05 de septiembre de 2016 (01:00 CET)

El fabricante de cavas y vinos Codorníu Raventós no levanta cabeza. A pesar de incrementar sus ventas un 7% en 2015, el grupo entró en pérdidas, con unos números rojos de 5,4 millones de euros, según las cuentas consolidadas depositadas en el Registro Mercantil. La compañía presentó resultados en marzo pero no facilitó los datos de pérdidas y ganancias.

El grupo Codorníu, que incluye a la conocida marca de cava así como a sus filiales de vinos y cavas y sus exportadoras, cerró el ejercicio 2014-2015, que va de julio a junio, con una facturación de 233,5 millones de euros, un 7% más gracias a las ventas en el exterior. Sin embargo, la compañía, que había cerrado el ejercicio anterior con un beneficio de 4,7 millones, pasó a registrar unas pérdidas de 5,4 millones.  

Estos resultados negativos se deben en buena parte a un incremento de los gastos, tanto de personal como a otros gastos de explotación, y a las pérdidas de la principal empresa del grupo, la propia Codorníu, y de su negocio en los Estados Unidos (EEUU).

Incremento de gastos  

La compañía, que preside Mar Raventós, mantuvo los gastos de mercancías, materias primas y consumibles, e incrementó ligeramente las provisiones. Sin embargo, apuntó 93,8 millones de otros gastos de gestión corriente, siete millones más que en el ejercicio precedente. En los salarios de sus 800 trabajadores gastó 44,5 millones, tres más que un año antes.  

Estos incrementos arrojaron un resultado operativo negativo de 128.000 euros, que contrasta con los 4,4 millones positivos del ejercicio 2014. Sin embargo, a causa del resultado financiero negativo, de 3,1 millones, el resultado antes de impuestos fue de -3,2 millones. Y podría haber sido peor si los tipos de cambio no hubieran aportado unas ganancias de 1,6 millones al resultado financiero.  

El grupo cerró el ejercicio 2015 con una deuda de unos 160 millones, de los que unos 90 millones eran con las entidades de crédito.  

Dos sociedades lastran todo el grupo

A pesar de los resultados del grupo, la empresa más importante de las 15 que conforman este conglomerado, Codorníu SA, mejoró sus resultados. Esta sociedad facturó 185 millones de euros, un 6,3% más que en el ejercicio anterior, y redujo sus pérdidas en un 90%: de los 15 millones de 2014 a 1,5 millones en 2015.

Sin embargo, es la sociedad que aporta más pérdidas a las cuentas del grupo. Por los ajustes de consolidación, la matriz se apuntó unos números rojos de 6,37 millones de euros procedentes de Codorníu SA.  

Otra sociedad que lastró los resultados del grupo fue Aveniu Brands, una de las empresas en EEUU de Codorníu Raventós. Esta sociedad, que se dedica a la importación, distribución y promoción de vinos y cavas al mercado estadounidense, perdió 3,9 millones de euros y consolidó unos números rojos de 4,5 millones.

Beneficios en La Rioja  

Estas dos sociedades fueron las que dejaron tiritando la cuenta de resultados del grupo, ya que del resto, sólo dos perdieron dinero –las filiales de Alemania y Japón–, pero entre ambas no sumaron ni 50.000 euros de rojos.  

Si hay una empresa del grupo que está ganando dinero es Bodegas Bilbaínas. Con una facturación de 16,5 millones de euros, estas bodegas de La Rioja, que producen marcas de vino como Viña Pomal, ganaron 2.6 millones de euros. Además, Codorníu Napa, que produce cava en los Estados Unidos, aportó un beneficio de 1,96 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad