El juez envía a juicio al presidente de Damm con una fianza de 253 millones

stop

La Audiencia Nacional sienta en el banquillo al empresario y su padre por delitos de fraude y blanqueo de capitales

El presidente de Damm, Demetrio Carceller | CF

04 de noviembre de 2013 (16:47 CET)

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha dictado apertura de juicio oral para el ex presidente de la cervecera Damm, Demetrio Carceller Coll, y a su hijo y actual presidente, Demetrio Carceller Arce. También les exige que depositen 511,192 millones de euros y 253,653 millones respectivamente, en concepto de responsabilidad civil y multas. Ambos están imputados por un total de 13 delitos contra la Hacienda Pública y uno de blanqueo de capitales.

El pasado 3 de octubre ya se pronunció la Fiscalía Anticorrupción, solicitando penas de 48 años y seis meses para el ex presidente y 14 para el actual responsable de la cervecera y primer accionista de Pescanova.

Cantidades superiores a las de Anticorrupción

Las cantidades reclamadas por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 superan con creces las solicitadas por Anticorrupción, que eran de 72 millones de euros por fraudes a la Hacienda Pública Estatal y a la de la Comunidad Autónoma de Madrid, a la que deberán responder solidariamente los cuatro acusados. Además de los ya señalados, son José Luis Serrano Florez, hombre de confianza de Carceller Coll, y el asesor Gabriel Ignacio Petrus Labayen. A estos dos últimos, Ruz les impone 269,525 millones de euros y 402,861 millones de euros, respectivamente.

Anticorrupción señalaba en su escrito que Carceller Coll se habría dedicado a ocultar sus rentas y patrimonio a Hacienda “cuando menos, desde 1990”. El empresario habría simulado residir en Portugal y Reino Unido “con la finalidad de poder ser considerado como no residente y, de esta manera, eludir el cumplimiento de sus obligaciones tributarias en España”.

Así, el expresidente de la cervecera habría ocultado, según Anticorrupción, ser el propietario real de importantes paquetes accionariales de entidades radicadas y cuyo núcleo principal de actividad se desarrolla en España para lo cual contó con la participación del resto de acusados.

Un entramado societario en el extranjero

Añadía Anticorrupción que, con este fin, utilizó "un entramado societario de estructuras fiduciarias tipo trust radicadas en paraísos fiscales como Panamá, Luxemburgo, Antillas Holandesas y Madeira". Dicho entramado fue creado con el asesoramiento del despacho de Gabriel Ignacio Petrus, que llamaba a su cliente con el apodo Jardines.

Según el Ministerio Público, tanto Carceller Coll como su mujer, María del Carmen Arce, han residido en España tanto en la capital como en Galapagar (Madrid), si bien para ocultarlo adoptaban numerosas medidas de precaución "tales como evitar frecuentar restaurantes o sitos de ocio; realizar sus pagos en efectivo o delegar en su hijo", Carceller Arce, la firma de cualquier negocio u operación económica.

Al actual presidente de Damm, Demetrio Carceller Arce, se le atribuyen cuatro delitos contra la Hacienda Pública, en concreto por el fraude de IRPF correspondiente a los ejercicios fiscales de 2007, 2008 y 2009 y por el fraude sobre el Impuesto sobre el Patrimonio correspondiente al 2007, además de un delito de blanqueo de capitales. Se le piden por ello 14 años de cárcel y multas millonarias.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad