El juez prepara el terreno para una demanda masiva contra DIA    

stop

La querella por estafa admitida a trámite abre la puerta a un centenar de franquiciados convencidos de que la marca opera bajo "un negocio jurídico criminalizado"

Protesta de franquiciados de supermercados DIA.

Madrid, 04 de febrero de 2016 (01:00 CET)

La querella admitida a trámite contra grupo DIA por presunta estafa en los juzgados de Vic (Barcelona) abre la puerta para una ola de demandas contra la cadena de supermercados por estafa, falsedad documental y aprovechamiento indebido, entre otros delitos.   

La decisión del juzgado número 1 de Vic de admitir a trámite la querella presentada por una docena de franquiciados arruinados ha abierto la posibilidad de que decenas de afectados se sumen a una causa masiva contra la cadena de supermercados.   

A la querella, que hasta ahora aglutina una veintena de afectados, se unirán un centenar de querellantes adicionales, según ha explicado el portavoz de la asociación de afectados de supermercados Asafras, Alberto Rodríguez.   

Nuevos afectados   

La querella inicial fue presentada por el abogado David Perales con un grupo de 12 afectados, pero el número fue aumentado con dos ampliaciones de querellantes hasta más de 20. Este viernes habrá una nueva ampliación a la que se sumarán nuevos afectados.   

"Estamos colapsados de la cantidad de nuevos afectados de toda España. Cada día recibimos entre cinco y diez llamadas", explica Rodríguez, un afectado de una franquicia DIA que cerró su negocio hace cuatro años.   

¿Fracaso intencionado?   

Los abogados están convencidos de que detrás de los fracasos de los supermercados DIA con modelo de franquicia hay la intencionalidad de llevar al franquiciado a la quiebra.   

"En mi opinión es un negocio jurídico criminalizado y hay pruebas de sobra para demostrarlo. Hay intencionalidad de que los franquiciados quiebren para hacerse con sus avales y luego volver a traspasar el negocio a nuevos franquiciados", asegura el abogado David Perales.   

DIA reconoce las quiebras de los franquiciados como un hecho normal en cualquier otro negocio, pero minimiza la dimensión del problema. Asegura que hasta ahora tan sólo 12 franquiciados están en los juzgados y que la marca cuenta con 1.300 supermercados operativos y exitosos en toda España.   

Modelo perverso   

El negocio de la franquicia, que en ocasiones abusa del franquiciado como eslabón más débil, está llegando a los tribunales a través de varias marcas. Perales asegura que han sido admitidas a trámite querellas contra Yoigo e Yves Rocher.   

José Zamarro, abogado especialista en franquicias que ha batallado contra la cadena Foster's Hollywood y Mail Boxes, está convencido de que los franquiciados deben explorar la vía penal ya que muchas marcas ganan dinero haciendo quebrar a sus tiendas. "Cada vez que hay un traspaso por la quiebra de un local, cobran de nuevo el canon de entrada. Y de esa forma se lucran mientras más quiebras acumulan", explica.   

El presidente del fondo de capital de riesgo de Springwater, Martin Gruschka, reconoce que muchas cadenas en España sobreviven con este modelo de negocios que busca encadenar fracasos. "Es un sistema perverso", asegura.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad