El 'Mossak Fonseca' español es condenado a trece años de prisión

stop

El 'Mossak Fonseca' español, Ramón Cerdá Sanjuán, ha sido condenado por la Audiencia Nacional por defraudar 3,2 millones de euros de IVA

El logo de Mossack Fonseca en Panamá, en abril de 2016 / REUTERS/ Carlos Jasso

Barcelona, 15 de marzo de 2017 (19:00 CET)

La Audiencia Nacional ha condenado a Ramón Cerdá Sanjuan a 13 años de prisión por haber defraudado 3,2 millones de euros de IVA. Por ello, se le impone una multa por esa misma cantidad y se le imputan los delitos de asociación ilícita y falsedad continuada de documento público y mercantil. Ramón Cerdá utilizaba sociedades pantalla para ocultar la identidad de sus clientes y eludir así el pago de impuestos, una práctica similar a la realizaba el despacho de abogados panameño Mossack Fonseca, eje neurálgico del escándalo de los Papeles de Panamá.

El 'modus operandi' de Ramón Cerdá calcaba el del despacho de abogados panameño Mossak Fonseca

La sentencia dictada el lunes por la sección primera de la sala de lo Penal no cierra el calvario judicial de Cerdá, ya que hay otras cuatro piezas separadas. El resto de casos pone el foco sobre la gestión de sociedades que controlaba Cerdá: Infinity System, Elite Tecnology, Wireless Phone y United Electronics. El documento señala  a otros tres de los condenados, Pablo Redondo, Francisco Javier Párraga y Sergio Fernández, por haber convertido a sus sociedades DMJ y Woxter en asociaciones ilícitas. Cada uno se enfrentará a ocho meses de cárcel, y según la justicia, defraudaban sus deberes tributarios y pactaban acuerdos para emitir facturas falsas. 

Esta condena se extienda a 16 personas más, que recibirán penas de dos a ocho meses de prisión; mientras que otras dos personas han quedado absueltas. También se ha extinguido la responsabilidad de una tercera que ha fallecido.

Desde su despacho en la localidad valenciana de Ontinyent, Cerdá Sanjuan se dedicó desde el 2004 al 2006 a vender sociedades pantalla para que los compradores pudieran utilizarlas para eludir el pago del IVA; de este modo, entregaba las sociedades a administradores simulados inexistentes, o con testaferros pagados o engañados y "predispuestos" a asumir responsabilidades de otros contribuyentes.

Conexiones con Gowex y Taula 

La figura de Cerdá conecta con otros episodios judiciales. Uno de los más llamativos es el caso Gowex, la empresa proveedora de wifi que fue suspendida en el Mercado Alternativo Bursátil hace tres años. Tres días antes de salir a bolsa, una empresa de análisis económico y de inversión publicaba un informe afirmando la condición deficitaria de la compañía. Actualmente su presidente y fundador, Jenaro García, está denunciado por falsear las cuentas.

Otro de las tramas en la que aparece un nexo con Cerdá es el caso Taula. Uno de los detenidos en la operación, Jaime José Ubeda -testaferro de Marcos Benavent- está conectado con Cerdá a través de Merino Berceo Mantenimientos SL y Spartaki Sinergias SL. Aquí figura Úbeda como administrador único, y según la investigación, varias sociedades que estaban a su nombre se utilizaron para blanquear dinero en la trama de corrupción.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad