El nuevo director ejecutivo de Merrill Lynch sale rebotado de sus dos trabajos anteriores

stop

Carlos de Abajo, tras su paso por Morgan Stanley, dura apenas seis meses al mando de Fidentiis Capital

 Una oficina del banco de inversiones Merrill Lynch en Nueva York /EFE

16 de junio de 2014 (22:00 CET)

Breve, pero que muy breve, ha sido el paso de Carlos de Abajo en Fidentiis Capital. El que fuera el fichaje estrella de la firma ha aceptado una oferta de uno de los grandes bancos internacionales. Desde hace apenas unos meses, es el nuevo managing director en España de Bank of America Merrill Lynch.

En septiembre de 2013, Fidentiis incorporaba a su equipo al que había sido uno de los pesos pesados de Morgan Stanley, de donde salió víctima de una purga tras 14 años en la entidad. Y, ahora, tan sólo seis meses después, De Abajo ha puesto fin a su relación profesional con la firma controlada por Enrique Pérez y Mark Giacopazzi para comenzar una nueva etapa en Merrill Lynch. Pero, ¿qué ha motivado dicho divorcio tras apenas medio año juntos?

Diferencias en la forma de trabajar

De Abajo llegó a Findentiis para el lanzamiento de una nueva joint venture, Fidentiis Capital. Estaba controlada en un 80% por los socios de la compañía y en un 20% por De Abajo. Pero, según apuntan fuentes de la firma, “surgieron algunas discrepancias de criterio sobre cómo posicionar a Fidentiis Capital”. Sin embargo, según insisten los mismos interlocutores, esas diferencias no fueron las que desencadenaron la salida de De Abajo, que ha sido amistosa.

El motivo real de su marcha fue la oportunidad que le brindaron en Merrill Lynch. “Se fue hace unos meses y ahora Fidentiis se ha quedado con el 100% de la joint venture cuya actividad, de momento, queda en stand by hasta que se decida si se desarrrolla o no esa área de finanzas corporativas”.

Una salida rápida y otra más dolorosa

Por suerte, aseguran las fuentes consultadas, no se había desarrollado todavía el equipo de esta filial de Findentiis ni se había cerrado ninguna operación, lo que ha hecho la salida de De Abajo menos traumática. Además, señalan que la idea de crear Findentiis Capital tenía sentido tras el fichaje del ex directivo de Morgan Stanley y que, hasta que no aparezca la persona idónea para conducir el proyecto, puede ser que no se ponga en marcha.

Sea como fuere, tras una despedida más amarga en Morgan Stanley --salió tras una importante reducción de plantilla que afectó a varios directivos e incluso al consejero delegado-- donde ejercía de director general, responsable de las fusiones y adquisiciones, y un efímero paso por Findentiis, De Abajo ha recuperado sus galones gracias a otro banco americano.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad