El nuevo dueño holandés de Ros Roca se carga sus filiales

stop

Terberg toma el control de la multinacional catalana y simplifica su estructura en España

Ros Roca es líder de recogida de residuos urbanos

Barcelona, 15 de julio de 2016 (01:00 CET)

Cambio de rumbo en Ros Roca. La multinacional catalana de gestión de residuos urbanos cedió hace unos meses la mayoría de su capital a Terberg, a cambio de una inyección para devolver 70 millones a la banca. Pero el grupo holandés ha cogido también el control de la gestión y está simplificando la estructura de la compañía de Tàrrega (Lleida) para controlarla mejor desde Reino Unido, donde se ha llevado su sede mundial.

La entrada de Terberg ha cambiado los esquemas de Ros Roca: ha creado Terberg RosRoca Group Limited, con sede en la ciudad inglesa de Warwick, controlada mayoritariamente por la empresa holandesa y en la que la familia Roca, dueña histórica de la compañía, sólo controla el 25% de las acciones.

Ramon Roca, presidente de la compañía de Tàrrega, ha dejado sus funciones ejecutivas en manos de un equipo gestor llegado de Holanda y capitaneado por Godefridus Terberg. Éstos han considerado que la estructura societaria de la empresa en España era demasiado compleja y han decidido simplificarla, con lo que han prescindido de las figuras de las filiales.

Una sola sociedad en España  

Ros Roca SAU ha quedado como la única sociedad del grupo en España, tras la absorción de Ros Roca Environment, Ros Roca Internacional y Karumbe Grupo de Inversiones, según ha comunicado recientemente la compañía al Registro Mercantil.

Fuentes cercanas a la compañía han explicado a Economía Digital que estos cambios son fruto de la toma de control de Terberg y tienen el objetivo de simplificar la estructura de sociedades del grupo. La empresa no se ha pronunciado sobre dicha operación.

Las mismas fuentes han añadido que Ros Roca en España ha sufrido cambios a nivel directivo, aunque estos no se han notado en la evolución de la actividad de la compañía, que prosigue su recuperación tras una crisis dura.  

Un grupo de 400 millones    

La nueva Ros Roca tiene sedes en Francia, Alemania y Holanda, además de España y Reino Unido. Precisamente el británico es su mayor mercado, gracias a la compra de Dennis Eagle hace diez años, que la convirtieron en líder en el país. Se prevé que Terberg RosRoca Group, que tiene unos 1.650 trabajadores, alcance una facturación anual de unos 400 millones de euros.
 
La familia Terberg controla el 60% de la compañía y el resto se lo reparten los antiguos accionistas de Ros Roca, empresa fundada en 1953: la familia Roca, los March y la aragonesa Tasal.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad