El plan de Iberia para contrarrestar la huelga por el ERE

stop

AEROLÍNEAS

Colas causadas por una huelga de pilotos de Iberia

18 de octubre de 2012 (23:26 CET)

Iberia piensa cómo minimizar el impacto de las huelgas en respuesta al expediente de regulación de empleo (ERE) que se presentará la próxima semana. El holding propietario, International Airlines Group (IAG), ha dado instrucciones a los departamentos operativos de British Airways (BA), la filial más importante del grupo por volumen de pasajeros, de facturación y tamaño de flota, para que defina cómo sustituir con sus medios las tripulaciones y aviones que se queden en tierra por las previsibles protestas. Hay esbozado un plan.

Los preparativos se han acelerado esta semana al mismo ritmo que crece la posibilidad de que el ERE que se aplique sea sustancialmente más duro de lo que preveían los sindicatos españoles sentados en la mesa de negociación. Aunque las centrales trabajan con un pacto con características pre reforma, en la sede madrileña de la aerolínea reina el pesimismo. “Será un expediente durísimo”, aseguran en la zona noble.

Operativa ‘de emergencia’

Sea cual sea el articulado final del ERE, la alta dirección de la multinacional espera que las protestas sean intensas. El temor es que el conflicto alcance proporciones mayores a las desencadenadas por las huelgas convocadas contra la puesta en marcha de Iberia Express. Los paros generaron lesiones financieras de 50 millones y lastraron el resultado semestral hasta hundirlo en 260 millones en pérdidas hasta junio. Esta vez, a los tripulantes de cabina y pilotos se sumarán los profesionales de tierra, según las previsiones.

BA tiene recursos como para paliar parte del cese de actividad en Iberia; pero no le sobran los aviones como para sustituir a toda la compañía española, según los sindicatos británicos consultados por este diario. Esas fuentes apuntan que una flotilla de B767 y B777 operaría desde Madrid en dos sentidos. Los aviones de menor tamaño se utilizarán para incrementar la capacidad de la ruta regular Madrid-Londres y absorber el pasajero internacional de Iberia con destino a América del Norte y del Centro con la red atlántica de BA. Ésta también incrementaría capacidad con el uso de los jumbo B747 en vuelos actualmente cubiertos con aviones de menor capacidad. Los populares triplesiete volarán rutas desde Barajas hacia América Latina como la Madrid-Santiago de Chile.

Vueling e Iberia Express


Mientras IAG intentará salvar los muebles en el largo radio apoyándose en BA, en los corredores de media y corta distancia primará la recolocación de pasajeros en otras aerolíneas. Vueling (46% de Iberia ) e Iberia Express (100%), serán las principales receptoras de los pasajeros desviados, aunque entrarán en juego otros operadores. Es decir, a diferencia del planteamiento con BA, no hay ninguna acción coordinada entre la compañía de Antonio Vázquez y sus participadas más allá de la compra de billetes; ambas flotas operarán según sus programas establecidos.

El área técnica no es la única que echa humo en Londres. El departamento legal estudia si estos planes entrarán en conflicto con la ley de huelga española que prohíbe específicamente que se sustituya a los empleados que secunden los paros. El grupo de aerolíneas espera lograr un acuerdo con el Gobierno en este punto así como que los servicios mínimos que dicte el Ministerio de Fomento ayuden a minimizar el impacto económico de las protestas por el ERE.

Para justificar los despidos de prácticamente 7.000 profesionales, IAG argumentará pérdidas de un millón y medio al día en Iberia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad