El grupo automovilístico alemán Volkswagen (VW) va incrementar notablemente la producción de eléctricos para aumentar las ventas en el futuro y contribuir a reducir el calentamiento global. EFE/ Filip Singer

El plan de Volkswagen con el coche eléctrico: 70 modelos en diez años

stop

El conglomerado alemán quiere que el 40% de sus coches sean de cero emisiones y por ello tendrá 18 fábricas dedicadas a la producción eléctrica

Economía Digital

El grupo automovilístico alemán Volkswagen (VW) va incrementar notablemente la producción de eléctricos para aumentar las ventas en el futuro y contribuir a reducir el calentamiento global. EFE/ Filip Singer

Barcelona, 14 de marzo de 2019 (14:45 CET)

Volkswagen Group entra con fuerza en el segmento del coche eléctrico. El conglomerado alemán que engloba marcas como la propia Volkswagen, Audi, Skoda y Seat se marca una hoja de ruta para la próxima década: lanzar 70 modelos entre sus diversas filiales para que en 2028 representen en 40% de toda su flota.

Según explicó el consejero delegado de la compañía, Herbert Diess, en la última presentación de resultados, en los próximos años habrá 18 fábricas que ensamblarán vehículos eléctricos. Muchas de ellas serán adaptaciones de las actuales plantas centradas en automóviles de combustión.

El ejecutivo señaló que, en el futuro, alguno de estos eléctricos se fabricará en España. Mientras Seat comenzará a elaborar híbridos este mismo año en Martorell con la nueva generación del Seat León, la planta de Volkswagen en Navarra podría aspirar a los automóviles de cero emisiones si la marca alemana quiere lanzar una versión enchufable del Volkswagen Polo.

No obstante, la apuesta por el coche eléctrico se cobrará entre 7.000 y 8.000 empleados hasta 2024 debido a que se puede producir con un 30% menos de esfuerzo que los automóviles de combustible. La mayoría procederá de los centros de Hannover y Emden y serán puestos administrativos.

Volkswagen cede su plataforma eléctrica

En paralelo, Volkswagen se abre a nuevos modelos de negocio. El último: ceder a terceros el uso de su plataforma eléctrica MEB.​ Diess desveló en el salón del automóvil Ginebra que el conglomerado alemán abrirá su plataforma Modular Electric Toolkit (MEB) a pequeños fabricantes con tal de rentabilizar más rápido su inversión por el coche eléctrico y reducir los costes a sus socios.

"Tiene todo el sentido del mundo, pues con una misma plataforma ya fabricamos para distintas marcas", justificó. Y añadió después: "Recibimos muestras de interés para utilizar la plataforma de muchos competidores".

El gigante automovilístico ya presume del primer acuerdo. Se alcanzó con la también germana e.Go, a la que fue a buscar y que desarrollará un modelo propio. "Tenemos la previsión de que la plataforma pueda alcanzar una oleada de 15 millones de vehículos", auguró Diess. La mayor parte de la flota iría destinada al mercado chino.

"El coche eléctrico funciona, necesita de incentivos por parte de los gobiernos y de inversiones en infraestructuras, pero funciona", aseguró. Y el grupo quiere liderar un cambio "que ya está llegando".

Hemeroteca

Seat Volkswagen
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad