El presidente de Fergo Aisa, en el centro de la investigación del fraude a cajas de ahorros

stop

TRIBUNALES

El presidente de Fergo Aisa, Carlos Fernández

Barcelona, 03 de diciembre de 2014 (23:58 CET)

Carlos Fernández, presidente de la quebrada Fergo Aisa, se encuentra en el centro de la investigación sobre el fraude a cajas de ahorros mediante la promotora inmobiliaria Cipsa. La Guardia Civil le ha detenido este miércoles junto a dos empresarios más. En total, la causa contabiliza a 25 imputados.

El juzgado de instrucción 18 de Barcelona y el fiscal de Delitos Económicos, Óscar Serrano, investigan un fraude de seis millones de euros que afectan a Caixa Terrassa (Unnim), Caixa Manlleu (Unnim), Caixa Laietana (Bankia), Caja Navarra (Caixabank) y Caja España. Los empresarios detenidos urdieron una estrategia para obtener un ilícito enriquecimiento al facturar conceptos falsos a la banca entre 2005-2007.

El mecanismo corrupto

El actual teniente fiscal de la Fiscalía Superior de Catalunya, Francisco Bañeres, que por aquel entonces ejercía funciones de jefe de Delitos Económicos de Barcelona, explica en la querella presentada el verano de 2012 los pormenores del fraude.

Cipsa y una caja de ahorros crean una sociedad para desarrollar operaciones inmobiliarias aunque es la entidad financiera la que aporta capital al negocio. Una vez constituida, los empresarios giran facturas por trabajos falsos contra la nueva sociedad. Para no tributar por los fondos obtenidos, los gestores de Cipsa se vuelven a dotar de facturas falsas.

Concurso de acreedores de Cipsa

El fraude sale a la luz con la quiebra de Cipsa. Los administradores concursales, además, descubren que la firma ha dispuesto de los activos de la sociedad pocas semanas antes de la solicitud de concurso en favor de empresas vinculadas.

Fuentes judiciales señalan que los imputados son principalmente los gestores de Cipsa y de las empresas vinculadas con las que se desviaron los fondos. Además del director general de la firma, Carlos Hernández; también están detenidos el subdirector Clement Aulet; y Miguel Gamell, vinculado a Caixa Terrassa. En la querella inicial, se especula que la trama fraudulenta podría haber contado con los servicios de otros responsables de las cajas de ahorros.

Las detenciones se han realizado mientras se realizaban registros de sus domicilios con el objetivo de conseguir información. 

Los delitos por los que están imputados son los siguientes: estafa, apropiación indebida, contra la Hacienda Pública, insolvencia fraudulenta y falsedad documental continuada.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad