El presidente de Freixenet prefiere que las cosas “sigan como están” entre Cataluña y España

stop

José Luis Bonet vuelve a desmarcarse de la independencia porque considera que la situación actual es buena para Cataluña

Artur Mas junto al presidente de Freixenet, Josep Lluís Bonet

03 de octubre de 2014 (12:14 CET)

Los empresarios se han postulado, tímidamente, a favor o en contra de la cuestión catalana. Pero si hay uno que siempre ha hablado alto y claro para desmarcarse de la independencia ese ha sido José Luis Bonet.

El presidente de Freixenet, una de las principales compañías catalanas con gran proyección internacional, prefiere que las cosas “sigan como están, porque están bien”, en Cataluña.

Emplaza al diálogo

“Nosotros sabemos nuestra trayectoria como hemos hecho siempre y esperamos tener suerte de que las cosas sigan como están”, ha puntualizado antes de participar en las jornadas organizadas por el Consejo Empresarial de América Latina (Ceal).

Bonet, quien ni siquiera contempla la posibilidad de una Cataluña independiente, ha reconocido que es deseable la apertura del diálogo en un momento de máxima tensión entre el Gobierno central y el catalán, quien en las últimas horas ha firmado el decreto de la comisión de control de una consulta suspendida por el Tribunal Constitucional.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad