El ron español vence a las grandes multinacionales con ingenio

stop

Las destilerías y comercializadoras locales encuentran un filón en el turismo y en las exportaciones

Botellas de distintos licores en el mostrador de un bar. / EFE

Barcelona, 19 de febrero de 2017 (05:00 CET)

Más allá de Bacardí, Captain Morgan, Havana Club, Brugal o Cacique, las marcas de ron más internacionales y que más venden, hay vida y hay negocio. En España se encuentran decenas de destilerías y de comercializadoras de marcas propias que buscan un sitio en el mercado a base de agudizar el ingenio. Explicamos cuáles son sus estrategias.

Comandante Fidel, para los franceses

En su etiqueta aparece una fotografía de Fidel Castro, tocado con boina militar, y el lema "El ron de la revolución". Está envasado por Abanescu, una empresa de La Jonquera (Girona) al frente de la cual se encuentra Abel Escudero Martínez, un ex guardia civil. Junto a su hermano Antonio, ex empleado de aduanas y ex concejal socialista de la localidad, lideran el grupo Escudero, que integra tres supermercados, un outlet de 12.000 metros cuadrados, un restaurante con capacidad para 800 personas y un hotel.

Tan sólo Abanescu, una de sus sociedades, facturó en 2015 más de 44,4 millones de euros y obtuvo unos beneficios de 2,3 millones. Esta empresa, dedicada a la actividad comercial, ha registrado marcas como Comandante Chávez (en referencia a Hugo Chávez), Chiapas o Malecón de la Frontera que todavía no han explotado. La compañía no ofrece datos sobre las importaciones de ron cubano para comercializarlo con su marca. Abel Escudero tan sólo habla con periodistas si se concierta una cita personal en su despacho.

En La Jonquera explican que el ron Comandante Fidel, como la mayor parte de los productos que se venden en esta localidad fronteriza, está destinado a los franceses, que cada día acuden en masa a sus superficies comerciales por el diferencial de precios. Comandante Fidel también se puede adquirir por Internet a 7,61 euros la botella más gastos de envío.

José Martí, el valor de una marca

Otra empresa ampurdanesa comercializa el ron José Martí, marca que coincide con el nombre de uno de los padres de la independencia cubana, José Martí Pérez, y con el del propietario de Alregi, la empresa que lo distribuye, José Martí Palagos. No son parientes, que quede claro. Martí Palagos explica que se trata de un ron blanco de origen español, del que sólo produce 700 unidades anuales porque su objetivo en estos momentos no son las ventas sino mantener la marca.

Este empresario está a la espera de que se produzcan cambios políticos en Cuba para que se liberalicen las exportaciones de ron. Cuando esto ocurra, dispondrá de una marca activa y con gancho para importar y comercializar añejos cubanos de alta calidad por todo el mundo. A través de sus empresas Alregi y Wine Palace, ya está importando ron agrícola, puramente de caña de azúcar, de las islas de Martinica y Guadalupe.

A los alemanes les encante el Prohibido

Las destilerías Perelló, de Calvià (Mallorca), producen ron desde su fundación en 1882, pero el año pasado recuperaron una de sus antiguas marcas, Prohibido, para comercializar añejos de producción propia. Se trata de ron envejecido en viejas botas de roble y destilado en alambiques centenarios. En su primer año, sólo han producido mil botellas, que han colocado en el mercado local y en Alemania, donde cuentan con un distribuidor. Acaban de empezar en esta aventura.

Un portavoz de la empresa recuerda que se trata de un producto de calidad que requiere diez años de envejecimiento antes de ponerlo en el mercado. La producción irá progresivamente a más y está encarada a la exportación. Destilerías Perelló también produce vodkas y ginebras, aunque sus licores de más éxito son los tradicionales anises y las "hierbas" (aguardientes) de Mallorca.

El turismo engorda a las destilerías

Destilerías La Huertana cuenta con unas modernas instalaciones de más de 9.000 metros cuadrados en Alcantarilla (Murcia) con una capacidad de producción de 10.000 botellas por hora. De ahí salen diversas marcas de anisados, orujos, cremas, whiky, brandy, ginebra, vodka y, por supuesto, ron. Se comercializa con la marca Cañuca.

Un directivo señala que el vodka se vende más –un millón de botellas anuales de las marcas Mirror's y Zemski- y se exporta mejor –un 35% de la producción- que el ron, con 150.000 botellas anuales de las que se exporta el 10%, especialmente al norte de Europa. No obstante, su consumo va en aumento en España por la demanda del turismo. Este directivo confirma que donde venden más ron es en la Costa del Sol, Levante, Cataluña, Baleares y las Canarias por la mayor afluencia de turistas.

El ron canario conquista China

La caña de azúcar llegó a América desde las islas Canarias. En el archipiélago se produce ron desde hace siglos. Primer fueron los monjes y después las destilerías, entre las que destaca Arehucas, en la localidad de Arucas (Las Palmas).

Destilerías Arehucas registró unas ventas en 2015 de cerca de 20 millones de euros y unos beneficios de 4,5 millones. La empresa que preside Rafael Méndez está colocando su ron por todo el mundo. Se distribuye en gran parte de Europa, los Estados Unidos y, desde 2008, en China. El último mercado al que han llegado es Australia, según aclara el encargado de las visitas a la destilería.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad