stop

Seat elevará la producción de su nuevo SUV a lo largo de 2018 ante las previsiones de venta registradas

Barcelona, 01 de octubre de 2017 (05:55 CET)

El nuevo SUV de Seat sacude el organigrama de la compañía. El Arona salió a la venta en septiembre con ambiciosas expectativas para 2018: venderse más que el Ibiza, el segundo modelo con más éxito de la marca. Con el León como líder indiscutible, la planta de Martorell ya se moviliza para fabricar el flamante automóvil. “Las perspectivas son muy buenas”, confirman desde la empresa.

Fuentes internas del grupo explican a Economía Digital los planes para el año que viene en la fábrica catalana. En la línea que pasan el Seat Ibiza y el Arona se producirán hasta 250.000 vehículos. “Comenzaremos con un 70% de Ibiza y un 30% de Arona, pero la perspectiva es que el año que gire la tendencia a favor de un 60-40”, señalan.

De este modo, la ambición es la de realizar hasta 1.050 coches pequeños por jornada entre ambos modelos. El incremento será sensiblemente superior a los 170.000 coches que se construyen habitualmente en la instalación, la única encargada de esta línea. El reinado del Ibiza se tambalea.

Seat quiere fabricar más de 475.000 coches en Martorell

Así, los augurios de Seat son los de fabricar más de 475.000 automóviles en Martorell. Sindicatos y dirección todavía negocian las cifras definitivas, pero el número será ostensiblemente mayor que los 456.000 con los que se cerrará el ejercicio 2017.

Por ello, finalmente no sobrarán los entre 400 y 600 trabajadores con los que se especulaba. “La nueva situación ha cambiado mucho”, celebran los empleados. El cambio del Audi A1 por el Audi Q3, más sencillo de elaborar, no afectará al volumen de plantilla. “Incluso nos planteamos solicitar que varios trabajadores de los 900 externalizados pasen a ser fijos en la empresa”, añaden.

El pesimismo llegaba por el agujero entre el cierre de la producción del Audi Q3 y el comienzo del Audi A1. Sin embargo, el empuje del Arona compensará la pérdida. Además, el Seat León funcia “mejor de lo esperado” a pesar de ser el último año de la línea. Mientras, el modelo alemán aumentará la fabricación entre marzo y julio, los meses en los que se especulaba una bajada.

En 2016, Seat entregó un total de 410.200 unidades. Este año aspira a cerrar la temporada con 480.000 ventas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad