Enel trocea Endesa para integrarla en sus filiales

stop

Enel Energy Europe tomará el control del negocio latinoamericano y el 92% de Endesa; el grupo pagará a los accionistas minoritarios un dividendo extraordinario

Borja Prado, presidente de Endesa

31 de julio de 2014 (08:56 CET)

Enel ha confirmado que troceará y asumirá el control directo de parte del negocio de Endesa. En concreto segregará los activos latinoamericanos, que pasarán a depender de Enel Energy Europe (EEE), controlada al 100% por la compañía pública italiana.

Para zanjar la operación, el grupo abonará un dividendo extraordinario a los accionistas que poseen en bolsa el 8% de la firma española. La información, avanzada por Economía Digital, ha sido confirmada en hecho relevante. El grupo anuncia un plan de inversiones para adquirir otros activos energéticos y remarca que mantendrá en Madrid la sede corporativa, aunque el núcleo de decisión se trasladará a Roma.

El nuevo encaje

Estructuralmente, el nuevo encaje también implica la dependencia absoluta del negocio español. EEE tomará el 92% de Endesa además del 60,6% del grupo que concentra las filiales del otro lado del Atlántico. Esa compañía se llama Enersis. La operación se materializará después del verano y obliga a la valoración de los activos que cambiarán de propiedad.

Enel y Endesa contratarán a varios bancos para este cometido. Los consejeros independientes del otrora grupo español delegarán estas funciones en varios asesores con el objetivo de consensuar un “precio justo”. Los importes que capte Endesa con esta operación se reembolsarán a los accionistas minoritarios en forma de dividendo extraordinario.

Enersis concentra aproximadamente un tercio del valor de Endesa. La capitalización de la eléctrica que preside Borja Prado es de unos 31.000 millones, por lo que se repartirán unos 10.000 millones.

Exclusión en bolsa

Según ha comunicado hoy Endesa, la operación se activa para “aprovechar las oportunidades que una mejora del contexto macroeconómico y un marco regulatorio adecuado estable puedan ofrecer, y dotar a la compañía de una estructura patrimonial y de deuda más eficiente, y una política de dividendos sostenible y definida”.

Además, deja la puerta abierta a la exclusión en bolsa, plan que también anticipó este medio. “Enel valorará, en su caso, y siempre y cuando las condiciones de mercado lo permitan, eventuales operaciones en el mercado de capitales que puedan poner en valor las acciones de Endesa y resolver la situación actual de limitada liquidez del título”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad