Eroski despeja su futuro

stop

La cadena llega a un acuerdo con los acreedores para reestructurar deuda por 2.500 millones

17 de julio de 2014 (10:23 CET)

Eroski despeja su futuro tras duras negociaciones con los bancos. La cadena ha acordado con los 22 acreedores, entre los que se encuentran BBVA, Caixabank y Santander, un plan de reestructuración de la deuda por un importe de 2.500 millones de euros.

Este balón de oxígeno se conseguirá a través de un préstamos de 800 millones con vencimiento en julio de 2019 y una línea de crédito de 375 millones para seguir invirtiendo. Y está previsto que, a falta de cerrar algunos detalles, se firme el acuerdo en septiembre, según apunta Expansión.

Asimismo, la compañía estaría negociando la venta de alguno de sus activos para hacer caja. De momento, no hay nada cerrado, pero ya se han recibido algunas ofertas. Estas ventas se producirán en aquellas zonas donde el negocio es menos rentable. Se librarían País Vasco y Catalunya, donde la firma es más fuerte. El grupo cuenta, en la actualidad, con una red de 2.200 establecimientos en toda España.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad