Eroski prepara grandes rebajas por la llegada de Mercadona al País Vasco

stop

La cadena de supermercados ultima una nueva estrategia comercial y de fidelización para competir con la poderosa marca Hacendado

Supermercado de Mercadona. | EFE

03 de julio de 2014 (01:42 CET)

La sede central de Eroski, en Elorrio (Vizcaya) se ha convertido en un búnker. La cadena de supermercados Eroski prepara sigilosamente una bajada de precios y una agresiva estrategia comercial para dar la bienvenida a Mercadona, la cadena valenciana que entrará este en la tierra natal de Eroski con tres nuevos supermercados en Vitoria.

Eroski, la cadena de la cooperativa Mondragón, ultima una agresiva rebaja de precios y una nueva estrategia de fidelización que ha implicado a varios departamentos de la compañía, según ha podido saber este diario por fuentes cercanas a la empresa. La cadena ha ordenado ambiciosa campaña publicitaria y de marketing para contrarrestar el eco que ha tenido en la prensa local la llegada de la cadena de Joan Roig.

La dirección ha advertido a los implicados en el proyecto sobre la confidencialidad de la nueva estrategia y la necesidad de que los detalles del plan de recibimiento a los valencianos se mantengan en secreto hasta el anuncio oficial.

La precaución del recién llegado

Eroski mantiene una clara hegemonía comercial que ronda los 300 establecimientos en Euskadi, muy por encima de los 180 de Covirán, los 42 de Simply o los 26 de Carrefour. Pero la empresa sabe que la llegada de Mercadona puede causarle heridas en su propia casa. El peligro ya ha sido contabilizado con los numerosos viajes de familias de Vitoria que se trasladan al Mercadona de Miranda del Ebro para realizar la compra semanal o mensual.

Pero Mercadona, un agresivo competidor en las 16 comunidades donde tiene presencia, prefiere llegar a Euskadi en son de paz y los portavoces de la compañía quitan importancia a los 25 supermercados que la cadena tiene previsto abrir en los próximos seis años en el País Vasco, con una inversión estimada de 50 millones de euros. Prefieren sostener que será una presencia tímida, modesta en comparación con el resto de autonomías.

¿Bienvenidos?

La compañía de Juan Roig sabe que se encontrará con reticencias en todos los ámbitos, tal como ha puesto de manifiesto la consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantza Tapia. “Si las cosas se hacen bien, hay sitio para todos. Sólo pedimos que la producción sea de calidad, que las personas estén satisfechas y que nos acerquemos al máximo al producto local, porque para nosotros es prioritario", advirtió la consejera.

Mercadona ya ha respondido a la petición. La empresa garantiza una compra de 150 millones de euros en productos y servicios a proveedores locales. La cadena valenciana también ha destacado que ya compra a dos proveedores vascos para su distribución en toda España: la lechera Iparlat y el fabricante de sopas de sobre Interal.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad