El presidente de la Fundación Bancaria La Caixa, Isidro Fainé, en un acto del grupo bancario en Barcelona. EFE/Archivo ED

Fainé sienta en La Caixa al hombre clave para Gas Natural en Colombia

stop

La Fundación Bancaria La Caixa elige a Shlomo Ben Ami, amigo personal del presidente colombiano, para sustituir a Carlos Slim en su patronato

Xavier Alegret

El presidente de la Fundación Bancaria La Caixa, Isidro Fainé, en un acto del grupo bancario en Barcelona. EFE/Archivo ED

Barcelona, 23 de enero de 2017 (19:00 CET)

Desde que Isidro Fainé accediera a la presidencia de Gas Natural Fenosa, su gran batalla ha sido Colombia. Intentó primero negociar una solución para los problemas de Electricaribe, eléctrica propiedad de la gasista catalana, pero no lo consiguió y Colombia la intervino. Ahora negocia el retorno de la gestión y las conversaciones no avanzan a buen ritmo. Pero Fainé tiene un plan.  

Además de Gas Natural, Fainé preside la Fundación Bancaria La Caixa, primer accionista de la gasista. El expresidente de Caixabank ha aprovechado la salida, por motivos personales, del magnate mexicano Carlos Slim, comunicada en diciembre, para hacer un giño a Colombia que le ayude a solucionar el conflicto de Electricaribe.  

Fainé ha elegido a Shlomo Ben Ami para ocupar el puesto de Slim en el patronato de la fundación La Caixa, según adelantó Expansión. Esta elección no es gratuita: además de exministro y exembajador israelí en España, Ben Ami es amigo personal del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, quien tiene en su mano el futuro de Gas Natural en el país.  

Ben Ami es uno de los principales asesores de Santos en el proceso de paz con las FARC, como vicepresidente del Centro Internacional de Toledo por la Paz. Hace menos de cuatro meses, en un artículo en El País, Ben Ami ensalzaba la figura de Santos como gran valedor de la paz en Colombia, pese a que los ciudadanos votaron en contra del acuerdo.

Pieza clave

El fichaje de Ben Ami para el patronato de La Caixa no es gratuito. Supone un claro acercamiento por parte de Fainé al hombre que tiene la última palabra sobre el futuro de Electricaribe. Tras la intervención, el 15 de noviembre, las conversaciones entre la compañía y el gobierno fueron sustituidas por acusaciones de mala gestión y purga de directivos afines a Gas Natural.  

Sin embargo, en las últimas semanas se han reanudado las conversaciones. Tímidamente, quizá por ello Colombia se ha tomado más tiempo: la semana pasada anunció que prorrogaba dos meses más la intervención, hasta el 15 de marzo, para decidir qué hacer con Electricaribe.

Gas Natural esperará… pero hasta el 3 de marzo. Para la energética española, esta es la fecha máxima porque es cuando da por terminadas las negociaciones bajo el acuerdo para la protección a la inversión (APRI) entre España y Colombia.

Si para entonces no hay acuerdo, Gas Natural estará a punto para denunciar a Colombia ante el Ciadi, el organismo del Banco Mundial que media en este tipo de conflictos. Sin embargo, como subrayó la compañía, su prioridad sigue siendo el diálogo y llegar a un pacto satisfactorio para ambas partes. El acercamiento a Santos mediante Ben Ami es una muestra más de ello.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad