Foment decide seguir adelante con la fusión con Pimec

stop

NEGOCIACIONES

Gay de Montellà, presidente de Foment del Treball

04 de junio de 2012 (21:09 CET)

La patronal catalana Foment del Treball, que preside Joaquim Gay de Montellà, mantendrá vivas las conversaciones de fusión con Pimec. El comité ejecutivo, la junta directiva y la asamblea de la institución empresarial fueron informados el lunes de los contactos que su presidente ha mantenido con Josep González, máximo responsable de la patronal de pymes. Los patronos de Foment volvieron a dar un sí condicionado a la integración. Joan Gaspart fue uno de los más cerrados defensores de la unión.

Durante la reunión mantenida en las instalaciones de la centenaria institución, volvieron a emerger las reticencias de representantes de diferentes organizaciones territoriales para seguir adelante con las conversaciones de integración. “Más de la mitad de la organización es reticente”, asegura uno de los participantes. ¿Las razones? Para quienes se oponen a la fusión, Pimec reclama unas condiciones que no se adecúan a su representatividad real.

“Yo seré responsable”

La cantinela escuchada en las dos anteriores ocasiones sigue latente. Incluso aunque Gay de Montellà haya asumido como propio el liderazgo de las conversiones y, en una rueda de prensa previa a la reunión de los órganos de gobierno de Foment, asegurara a los periodistas que “solo él” sería responsable en caso de que fracase esta tentativa de unidad.

Gaspart fue, según uno de los asistentes, uno de los intervinientes más favorables a la fusión. El hotelero y vicepresidente de la CEOE tomó la palabra ante la junta directiva para mostrarse partidario de llevar buen puerto las conversaciones y pidió a los asistentes que expresaran su estado de opinión. “Lo que Gaspart les ha dicho es que si tienen posiciones contrarias que las expresen ahora o que callen para siempre. No nos puede volver a suceder lo de la última vez...”, asegura un empresario metalúrgico. Gay de Montellà intentaba escrutar ante el resto de patronos el estado de opinión para saber si puede continuar con las conversaciones preliminarres, tal y como también desea el Govern de Artur Mas.

Competencia de Pimec

Pese a las declaraciones de buenas intenciones de Gay de Montellà, el máximo dirigente de la gran patronal catalana continúa prisionero de los diferentes intereses representados en el seno de su organización. Las organizaciones territoriales y varias representaciones de sectores mantienen aversión a Pimec, sobre todo por la competencia que esta organización ha incorporado en los últimos años al mundo patronal catalán.

“En cualquier caso –señala el representante de un gremio-- ahora nos interesa a todos, incluso a la Cámara de Comercio. Hay que crear una patronal fuerte y dejar espacio para la Cámara”.

Menos beneficio

La asamblea de Foment del Treball aprobó también las cuentas correspondientes al pasado ejercicio. A diferencia de otros años, la gran patronal no dio prácticamente beneficios. Con unos ingresos de 21,8 millones de euros, el resultado después de impuestos fue de 32.844 euros. “Ha sido una gestión presupuestaria adecuada a los tiempos”, argumentó su secretario general, Joan Pujol, para justificar que se hayan acelerado amortizaciones y provisiones varias.

La asociación ha generado 4 millones en ingresos autónomos y unos 17 millones procedentes del sector público. De estos últimos, 2 millones son asignación directa por su representatividad institucional, y el resto fondos para formación o para la oficina de prevención de riesgos laborales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad