Free Now paga la barra libre de descuentos contra Uber y Cabify

Free Now paga la barra libre de descuentos contra Uber y Cabify

stop

Los polémicos descuentos de Free Now (My Taxi) son un camino sin salida. Sus dueños rescatan cada año a la compañía con inyecciones millonarias

Madrid, 16 de septiembre de 2019 (21:00 CET)

En un momento en el que Uber ya ha dicho que la política de descuentos tiene los días contados y Cabify sigue con sus promociones, Free Now, la app de taxis controlada por Daimler, sigue abriendo el grifo a los viajes promocionados para captar más clientes que sus rivales. Pero su estrategia no es sostenible en el tiempo: esta apuesta le ha costado ya 23 millones de euros, casi cinco veces de todo lo que ganó el pasado año.

Ese dinero, inyectado al cierre de cada ejercicio desde hace tres años, aproximadamente desde después que se autorizara la compra de My Taxi por parte de Daimler (Mercedes) y Haio, no lo ponen los socios españoles, sino su propietario alemán, que se ve obligado a rascarse el bolsillo para corregir las cuentas de la compañía.

Las cifras de My Taxi Iberia SL de 2017, las últimas disponibles en el Registro Mercantil y desconocidas hasta el momento, afloran que los socios de la compañía tuvieron que salir al rescate de My Taxi, compañía que todavía no es rentable, hasta en cuatro distintas ocasiones (en agosto, octubre, noviembre y diciembre) durante dicho ejercicio.

My Taxi Iberia SL es la sociedad que recibe los ingresos de los viajes que se realizan en España, de acuerdo a fuentes cercanas, y el propietario es la sociedad alemana Intelligent Apps GmBh, del grupo Daimler. En 2017, facturó 5,45 millones de euros, casi cinco veces menos de todo lo que se ha inyectado en la compañía para mantenerla flote.  

Durante el verano se cambió el nombre de My Taxi a Free Now y se anunció el fichaje de su nuevo responsable para España, Jaime Rodríguez de Santiago, ex de Blablacar y una de las personas más reconocidas en la industria de la movilidad. Su visión de qué debe ser el taxi, según ha declarado en algunas entrevistas, tiene cosas en común con la VTC: precio cerrado y tarifas dinámicas. 

Descuentos polémicos

Free Now acostumbra a realizar descuentos agresivos con el objetivo de captar clientes a toda costa pese a que renuncie a ganar el suficiente dinero como para que la estrategia sea rentable. Las últimas promociones que se recuerdan son del 25% para nuevos usuarios y hasta del 50% para viajes puntuales, como desplazarse hasta el aeropuerto.

¿Por qué despierta tantas críticas esta política? Porque Free Now subvenciona al cliente el viaje, es decir, le hace pagar el precio rebajado, una vez se aplica el descuento. Pero el pago que recibe el taxista no es ese, sino el precio del trayecto que le correspondería si no se hubiese aplicado esa rebaja. Es decir, la compañía termina pagando al taxista la diferencia. 

Esta política se cuestiona tanto dentro como fuera de España por parte de competidores e incluso asociaciones de taxistas. En Alemania, los descuentos agresivos de MyTaxi se han saldado con una condena por competencia desleal por parte de un tribunal de Frankfurt.

En el mercado nacional, sin embargo, la compañía ha tenido más suerte. Ha recibido una denuncia de la Federación Española del Taxi (Fedetaxi) ante la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC) y otra en los tribunales de Cataluña, pero en ninguna de las dos ocasiones ha prosperado. 

De acuerdo a la denuncia de Fedetaxi, las campañas de Fre Now (entonces My Taxi) suponían "una desvirtuación de la aplicación obligatoria de la tarifa y la creación en los usuarios del taxi de la impresión de que las tarifas aplicadas por MyTaxi son más baratas que las aplicadas por el resto de profesionales".

Uber y Cabify, enemigos a batir

La reactivación de la política comercial de Free Now llega en un momento en el que algunos de sus competidores, como Uber, se cuestionan hasta qué momento valdrá la pena seguir subvencionando viajes. 

La compañía californiana ya ha avisado. En la presentación de sus primeros resultados trimestrales, en los que afloró grandes pérdidas (1.010 millones de dólares), dejó claro que tocaba mantener los costes a raya porque cotiza en bolsa, donde los inversores pueden castigar a la compañía.

Nelson Chai, director de finanzas de Uber, señaló en una conferencia telefónica que reducirán las promociones a clientes, además de los gastos de marketing en relación a los ingresos. El objetivo era implantar esta estrategia de cara a la segunda mitad de año. 

¿Y Cabify? No ha bajado el ritmo de las promociones en los últimos meses, conscientes de que ello influye en los márgenes del negocio, que ya de por sí son estrechos, y que tampoco ha alcanzado todavía la rentabilidad. De momento sigue con promociones habituales: primer viaje, descuento a cambio de invitar a amigos y rebajas en días concretos (eventos o días festivos). 

En una nueva línea, que se encontraba en fase de prueba  y cuyos usuarios solo podían acceder por invitación , intentó poner en marcha Cabify Plus. Este programa, estructurado en tres niveles (Plus, Silver, Gold) tiene una fórmula parecida al más por más de las operadoras, pero ya no está disponible. La compañía española ofrecía más descuentos al usuario siempre y cuando éste incrementara el número de viajes.

Hemeroteca

Uber Cabify VTC
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad