García Prieto se embolsó 2,1 millones con una trama cervecera

stop

La policía catalana revela que el ex organizador la Feria de Abril de Barcelona desviaba las latas con descuento para beneficiar a las empresas familiares

García Prieto, ex presidente de Fecac

Madrid , 30 de noviembre de 2015 (23:55 CET)

El ex organizador de la Feria de Abril de Barcelona, Francisco García Prieto, utilizó a la entidad que prepara el evento, la FECAC, para obtener descuentos millonarios en beneficio de las empresas familiares.

Un informe de los Mossos d'Esquadra asegura que el polémico empresario, investigado por fiscalía por delitos de apropiación indebida, fraude de ayudas públicas y falsificación de documentos, entre otros, utilizó los convenios de la Feria de Abril de Barcelona para que sus empresas se beneficiaran de los jugosos descuentos que las cerveceras, lideradas por Damm, hacían a la feria.

De este modo, García Prieto compraba cantidades excesivas de cerveza para que las empresas de sus hijos, dedicadas a la distribución de alimentos, pudieran obtener las latas a precios imbatibles, que llegaron a alcanzar los diez céntimos de euro por lata, según el informe policial.


Desvío de cerveza
 

La policía catalana investigaron los contratos de García Prieto con Damm durante cinco años: desde 2008 hasta 2013. Los agentes descubrieron que García Prieto desviaba las cervezas compradas a un precio inmejorable en el mercado a sus empresas, mientras que la FECAC, la entidad que organiza la Feria de Abril, compró las latas a un precio superior que el de los supermercados.

Su hijo, Manuel García Astorga, y la empresa familiar Quercumar compraron latas de cerveza por 0,19 céntimos en 2011 mientras que la Feria de Abril tuvo que pagar cuatro veces más: hasta 0,82 céntimos por cerveza. "Hizo lo que le dio la gana en el almacén de cerveza y nadie le dijo nunca nada", explica uno de sus colaboradores. 

El resultado es que la caja de cerveza costó a la FECAC, que firmó un convenio con Damm de precios especiales, hasta 19,77 euros, mientras que en Carrefour la misma caja puede comprarse por 11,51 euros.

De esta manera, García Prieto se benefició con descuentos de 2,1 millones de euros durante los cinco años que han investigado los Mossos. El fabricante de cerveza, claramente perjudicado por el manejo que realizaba el ex empresario, ha declarado en el juicio contra García Prieto y algunos excolaboradores en el conocido como caso FECAC. 

La distribuidora cervecera encargada de surtir a la Feria compraba entre 35.000 y 45.000 cajas anuales, según declaró el director comercial de Damm, Xavier Vilà, ante los Mossos. Además de los descuentos, la empresa hace una aportación anual para garantizar la exclusividad de venta. 

 
Hasta medio millón de euros con un trámite

Sólo en 2010, Manuel García, hijo del empresario, se benefició con más de 539.800 euros en descuentos. De este modo, los empresarios tuvieron la capacidad de vender cerveza en condiciones mucho más económicas que sus competidores y de disparar el beneficio. La práctica también podría suponer competencia desleal con el resto de distribuidores de cerveza.

En la red de desvío participó la distribuidora La Colomense, una empresa dedicada a la distribución de cerveza en Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) que continúa suministrando la bebida a la Feria de Abril, a pesar de que el evento ya no se celebra en su territorio.

El esquema de descuentos, investigado por la policía y por los juzgados, se ha mantenido durante las últimas ediciones, según miembros cercanos a la FECAC. Sus portavoces ni confirman ni desmienten la vigencia del contrato especial. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad