Garzón: “Se investigaba el blanqueo de capitales, más de 20 millones en cuentas deslocalizadas”

stop

El juez de la Audiencia Nacional se defiende de la acusación por las escuchas en el 'caso Gürtel' aludiendo que el papel de los abogados era perfeccionar la acción delictiva de los acusados

El juez Baltasar Garzón

17 de enero de 2012 (19:39 CET)

El magistrado Baltasar Garzón ha declarado este martes ante el Tribunal Supremo por intervenir las conversaciones en prisión de los imputados en la trama de corrupción Gürtel y sus respectivos abogados. Garzón ha justificado las escuchas para impedir que los presuntos cabecillas operaran con el fin de blanquear capitales y evadir dinero.

Tras la petición del presidente del tribunal, Joaquín Giménez, de que el juez se quitase la toga y se posicionara en frente, lugar destinado a los procesados, Garzón ha contestado a las preguntas del abogado, Ignacio Peláez, cuya querella inició este procedimiento contra él en el alto tribunal judicial, y ha negado que las intervenciones le permitieran conocer la estrategia de defensa de su cliente, el constructor José Luis Ulibarri e imputado en la trama.

Peláez pide para Garzón 10 años de inhabilitación mientras que los defensores de los otrosdos imputados en el caso, Francisco Correa y Pablo Crespo, solicitan que dicha inhabilitación se amplíe a 17 años.

En su declaración, Garzón ha hecho hincapié en que el motivo de las intervenciones fue "evitar la continuación de la acción delictiva" que era objeto de la investigación. Una actividad que, según el el juez Garzón “continuaba en prisión” por lo que las escuchas eran “la única posibilidad” para perseguir los supuestos delitos sin dejar de lado la protección de los derechos de los implicados en el proceso.

Los letrados "eran parte" de las actividades de la trama corrupta, concretamente Ramón Blanco Balín, José Antonio López Rubal y Manuel Delgado, quienes posteriormente resultaron imputados, al igual que los cabecillas de la trama Gürtel, por delitos de blanqueo de capitales, defraudación fiscal, cohecho, asociación ilícita y falsedad tráfico de influencias, según el magistrado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad