Gas Natural pone el foco en Latinoamérica y Asia

stop

El grupo presiona para terminar el gasoducto que cruza hasta Francia para suplir el gas ruso en Europa

El presidente de Gas Natural, Salvador Gabarró | EFE

11 de abril de 2014 (13:59 CET)

Gas Natural ha culminado la digestión de Unión Fenosa y tiene la caja preparada para acometer nuevas inversiones. La dirección del grupo ha anunciado a sus accionistas este viernes que pone el foco en Latinoamérica y Asia para crecer. El plan de inversiones presentado por el consejero delegado, Rafael Villaseca, marca que, en tres años, el 31% de las inversiones se realizarán en América del Sur y destinará otro 19% en el Oriente.

En esta zona podría destinar parte del gas que adquirirá a la compañía estadounidense Cheniere y se trasladará por el mundo en barco. “El contrato que firmamos no define el destino del gas, por lo que se puede mandar a cualquier lugar”, indica el presidente del grupo, Salvador Gabarró. Se pueden usar como entrada en el continente asiático.

Gasoducto Europa


Europa también aparece en los planes de futuro de Gas Natrual. La compañía con sede en Barcelona quiere ser uno de los players importantes en la “regasificación del continente”, en palabras de su máximo directivo. Es decir, en la menor dependencia del recurso que viene de Rusia. De entrada, la cúpula presiona a Bruselas para que, a su vez, consiga que Francia de su brazo a torcer y autorice la construcción del tramo final de un gasoducto que conectará el país galo desde Martorell (Barcelona).

La infraestrucutra está paralizada cerca de la frontera francesa. Para Gabarró, la culminación del proyecto ofrecería otra alternativa a los países de Europa para limitar su dependencia del gas que se genera en Rusia. “Especialmente tras la crisis de Crimea”, sentencia el presidente.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad