Francisco Reynés, presidente de Gas Natural, con el ex consejero delegado, Rafael Villaseca. EFE/Mariscal
stop

Francisco Reynés prescinde de la comisión ejecutiva de Gas Natural para ahorrar costes; ahora les toca a los directivos sufrir la austeridad del presidente

Barcelona, 26 de mayo de 2018 (04:55 CET)

Francisco Reynés ha marcado la línea en Gas Natural. De lo poco que se sabe del plan estratégico que ultima para su publicación dentro de un mes, es que primará la rentabilidad en las inversiones y la actividad. Este es un principio que afecta a toda la organización, por lo que ha empezado con las políticas de eficiencia y austeridad, y ha arrancado por arriba. Pero irá bajando.

Este lunes, Gas Natural anunció una reducción en el número de consejeros, de 17 a 12. Primer recorte. Este viernes transcendió que prescindirá de la comisión ejecutiva del consejo, formada por diez miembros. Segundo recorte. Ambas decisiones, vinculadas, supondrán un ahorro de más de 1,3 millones de euros pese a que la remuneración básica de los consejeros pasará de 126.500 euros a 175.000.

La causa de este ahorro es la reducción del consejo a 12 miembros y que ningún consejero cobrará por pertenecer a la comisión ejecutiva, porque se elimina. Esta decisión no es otra cosa que una medida de eficiencia, no de más control. Con un consejo de 17 miembros, tenía sentido tener a diez en una comisión para decisiones menos importantes, mientras que con uno de 12 miembros, no era necesario separar a diez.

Gas Natural se ahorrará más de 1,3 millones con los cambios en el consejo pese a pagar más a los consejeros

Estas decisiones son el primer paso de Reynés, presidente ejecutivo de Gas Natural, para poner a la gasística en la línea de eficiencia que exigen los fondos que ya controlan más del 40% de la compañía, GIP y CVC. Pero habrá más. En lo que respecta al negocio y su futuro, los marcará el plan estratégico, pero otros vendrán antes.

Cuando se presente el plan estratégico, el mismo día o alrededor de la junta que aprobará las modificaciones del consejo ya comentadas, el 27 de junio, ya se habrá cerrado la segunda de las medidas esperadas por el máximo ejecutivo de Gas Natural: los cambios entre el equipo directivo de la compañía.

Fuentes del sector explicaron a Economía Digital que Reynés trabaja en la renovación de algunos puestos directivos, algo que previsiblemente cerrará en el próximo mes. No deja de ser algo habitual cuando llega un primer ejecutivo nuevo el hecho de hacer su equipo. Al fin y al cabo, el actual equipo era hecho a medida por y para Rafael Villaseca, consejero delegado de Gas Natural durante 14 años y hasta febrero.

Aunque Reynés viene de un sector muy distinto –autopistas–, sí que hay directivos de su confianza que puede introducir. La energética tiene una docena de altos directivos que están siendo examinados, según adelantó Expansión. Los que salgan tienen derecho a entre dos y tres años de salario como indemnización, más un año por no competencia.

Gas Natural se encogerá

Los movimientos entre los altos directivos serán la segunda medida de Reynés para poner Gas Natural a su gusto. Pero el plan de eficiencia que prepara de cara a la junta de accionistas incluirá ventas de activos no rentables… o convertirlos en rentables. Y eso pasará por recortes de todo tipo, también de personal. Aunque todavía es pronto  para concretarlos, la estructura de la compañía se encogerá.

Así, la tarea que tiene el presidente ejecutivo de la energética participada por La Caixa, GIP y CVC no es menor. Lo que parece claro es que el futuro de Gas Natural pasa por ser más eficiente, por lo que primarán las ventas sobre las compras. Y las adquisiciones no serán, en principio de gran volumen, por lo que la compañía no parece entrar en las quinielas por EDP.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad